Cómo ganar la guerra cultural

Como un auténtico “estruendo de trompeta”, capaz de despertar y convocar a soldados que tal vez se encuentran atrincherados y a la defensiva por el empuje de las continuas ofensivas enemigas, concibe Peter Kreeft este provocador y contundente alegato que llama a la lucha inevitable y real que los cristianos deben seguir dando sin descanso en el campo de batalla de la sociedad contemporánea.

Recuperar la felicidad de la gente sencilla que cada día intenta sobrevivir con dignidad en este mundo es un empeño para el que quedan deshabilitados los “expertos”, los intérpretes autorizados por la propia cultura dominante, y ya va siendo hora, dice Kreeft, de que el sentido práctico y común de la gente normal se rebele y plante batalla. Concienciar de la guerra en la que estamos inmersos, queramos o no, y proveer de las armas que necesitamos para garantizarnos la victoria, es el objetivo de este libro, que no dejará indiferente a ningún lector, sea cual sea su circunstancia personal.

Un repaso de la importancia de las propias convicciones y de fundamentarlas bien para poder exponerlas con altura

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
157
9788470575921
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.25
Average: 3.3 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

3
3
3
Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de JOL

Un breve ensayo para señalar la guerra cultural en nuestro Occidente cristiano y las disposiciones para poder ganarla. No se anda por las ramas el autor para decir que el principal síntoma es la transformación de la religión cristiana en simple espiritualidad, al modo del gnosticismo, que confunde el ser del hombre, el bien y quién es Dios. Algunos creen que la religión es buena no porque sea verdadera sino porque favorece una moral que reducen a una tolerancia sin principios. Síntomas de esa enfermedad moderna serían la destrucción de la familia, la cultura de muerte, y el consumismo. Los genocidios, la extensión social del aborto y el divorcio señalan la gravedad del mal. Todo ello planteado desde la experiencia de la sociedad norteamericana.

Considera que para ganar una batalla es preciso, además de admitir que estamos en guerra, saber quién es el enemigo, su estrategia, cuál es el campo de batalla y qué armas pueden derrotarlo, además de tener claro el por qué ganarla. El lenguaje de Kreeft es coloquial, suelto, y rompedor. Interesante obra para reflexionar aunque uno disienta de algunos planteamientos.

Imagen de acabrero

"Si os sorprende que os digan que toda nuestra civilización está en crisis, os doy la bienvenida de vuelta a la tierra y espero que hayáis disfrutado de unas bonitas vacaciones en la luna". De este modo sarcástico prácticamente comienza este libro, que nos quiere hablar de la situación de animadeversión que encontramos en nuestra sociedad. Hay ideologías encontradas, intentos manifiestos o solapados de deshacerse de los valores cristianos, y debemos dar la batalla. No queda otra. Todo el libro está lleno de sugerencias de gran interés para recapacitar sobre cómo dar la batalla. Leer artículo >>

Imagen de aita

Los problemas actuales del mundo de la cultura y el modo de resolverlos en democracia. Leer artículo>>