1984

1984 sitúa su acción en un estado totalitario. Como explica O'Brien, el astuto y misterioso miembro de la dirección del partido dominante, el poder es el valor absoluto y único: para conquistarlo no hay nada en el mundo que no deba ser sacrificado y, una vez alcanzado, nada queda de importante en la vida a no ser la voluntad de conservarlo a cualquier precio. La vigilancia despiadada de este Superestado ha llegado a apoderarse de la vida y la conciencia de sus súbditos, interviniendo incluso y sobre todo en las esferas más íntimas de los sentimientos humanos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
322
968-6941-52-4
2010
368
2014
432
978-84-9032-824
  • Colección: Contemporánea
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.375
Average: 3.4 (16 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

16 valoraciones

4
3
4
4
4
Género: 
Libro del mes: 
Diciembre, 2010

Comentarios

Imagen de acabrero

Totalmente de acuerdo con “conpriego”, incluido el asunto de la recomendación. Orwell es profético. En muchos aspectos de su novela –que como tal es gris y lenta- muestra situaciones que hemos visto repetirse a lo largo del siglo y veinte y que se dan ahora, lo que hace pensar en el interés de algunos de mantener una cierta situación de totalitarismo. En el estado absoluto que dibuja el autor se presenta, como medio para esclavizar las mentes las frivolidades literarias. Es mejor que la gente no piense. La obsesión por la lotería, para que los sujetos no piensen en su libertad. El relativismo, como solución para no buscar ideas. No hay verdad absoluta, pero luego se observa que el Partido tiene la verdad absoluta, nadie puede discutir. Destruir el lenguaje, para que haya serias dificultades para pensar. En fin, escalofriante, sobre todo viendo que estas cosas pasan.

Imagen de mgarregui

En algún momento este libro me ha servido para seminarios de literatura a bachilleres, incluso creo que llegué a hacerlos pensar... casi nada. Ahora mismo creo que serviría para hacer comparaciones muy actuales. Me gustó, aunque literariamente no me parece una joya, al menos sirve para reflexionar.

Imagen de Chisi

Creo que éste libro desde mi punto de vista, trae un futuro que por desgracia no está muy lejos. Mismamente en EEUU con el tema de ese socialismo arraigado que tienen que se asemeja tanto al propuesto por el Gran Hermano: el tener tento control, etc. Sin embargo uno debe mirar con criterio esta lectura, intentado tener un diálogo consigo mismo y como si lo tuviese (esto ya profundiazando en la novela) con O0biren (como si fuesemos el protagonista). Es recomendable ver, si puede ser en versión original (existe en DvD) la versión cinematográfica a modo de resumen. No es una pelicula excelente pero resume muy bien el libro y es recomendable una vez leído. Casi seguido es necesaria al lectura de "Un mundo feliz" de Aldous Huxley, en la cual, se narra otra sociedad no muy lejos tampoco de la actual (aunque en algunos aspectos por fortuna andamos lejos) mas desde un punto de vista científico, pero que se contrapone y complemente a ésta visión que nos ofrece George Owel. En general, dos libros que nos darán un punto de vista o un ligero criterio para entender e intentar valorar dónde se haya la sociedad actual y qué debemos hacer como personas o como educadores (en el caso de lso profesores claro está) para paliarlo.

Imagen de conpriego

Tal vez se trate de una de las novelas de carácter "futurista" que más profundidad crítica poseen. Se trata, sin duda, de una lúcida percepción de los límites -ausencia de límites- a los que el poder político puede llegar. A mi juicio establece las bases de los sistemas totalitarios tal y como serán en este siglo. La raíz estará en la ausencia de libertad de pensamiento en su sentido más radical: dominio del lenguaje, de los medios de comunicación, de la conciencia y por tanto ausencia de libertad religiosa -la única religión es el estado mismo-, la aniquilación del núcleo conyugal y familiar como lugar en el que la confianza mutua puede poner en peligro la lealtad al estado, etc.
Es cruda: desde la tortura a la sexualidad. Por eso tiene algunos puntos que a muchos, lógicamente, desagradarán: por eso no la recomendaría indiscriminadamente. A quien quiera estudiar esta cuestión, sí podrá aportarle alguna luz.