2666

La novela está centrada en el asesinato de mujeres en Santa Teresa (Ciudad Juarez) México.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2004
1125
Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Cuando leí la mayor parte de esta novela no la incorporé a cdl por varias razones. En primer lugar porque no fuí capaz de terminarla y no me parece correcto descalificar una novela sin haberla terminado; puede ser que mejore en las últimas páginas. En segundo lugar porque no la encontré ningún atractivo. Yo la calificaría como "escribir por escribir". En la introducción -lo mejor del libro sin lugar a dudas- explica que cuando Bolaño supo que iba a morir terminó cinco novelas breves y dejó dispuesto por qué orden y con qué cadencia habían de se publicadas. Pretendía así dejar asegurada una fuente de ingresos a sus hijos, todavía pequeños. No obstante el editor convenció a la familia para que se publicasen en un solo volumen. Cuando abandoné el libro pense que hubiera sido preferible que me facilitaran la cuenta bancaria de los huérfanos e ingresarles su importe directamente. Cosas que piensa uno. Tampoco recuerdo que fuera muy caro entonces. Observo que el editor quiere dar ahora otro empujón a las ventas y es lo que me lleva a dar este testimonio exclusivamente personal. Si en su momento alguien habló de "ebriedad narrativa", ahora se califica la obra como "libro de culto". Ni lo uno ni lo otro. Pienso que Bolaño sacó de su fondo de armario distintas anécdotas y las utilizó. Relata una visita, pienso que dura, al poeta Leopoldo Panero en su encierro sanitario. También cuenta la historia de un fotógrafo, refugiado del este de Europa, asentado en México, al que su aristocrática esposa mejicana trata despectivamente. Pero sobre todo se centra en los anónimos asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, que el autor denomina Santa Teresa. No soy un lector quisquilloso y hago todo lo posible para terminar los libros, pero cuando se edita un volumen de 1125 páginas -recordemos que no es lo que deseaba el autor-, cualquier paso en falso puede resultar disuasorio. Para mí lo fue la escena en que el protagonista pone a tender cierto original literario en unas cuerdas, al sol de la tarde, porque se había mojado. Eso se puede contar como anécdota, pero hacer lugar en una novela a unas páginas colgadas de un tendal me resultó demasiado. Los personajes de Bolaño no son simpáticos. En el contexto tampoco pueden serlo, pero me da la impresión de que el autor tampoco profundiza demasiado en ellos.