Ada Goth y el Festival del Mortilunio

La segunda entrega de las aventuras de Ada Goth. En esta ocasión, el Palacete Nebroso se prepara para celebrar el Festival del Mortilunio. Los mejores cocineros del mundo se reúnen y poco a poco empiezan a ocupar las dependencias de la residencia de los Goth. Mientras tanto, Maltravers, el malencarado guardabosques de interior, se comporta de forma misteriosa, y Marylebone, la camarera personal de Ada, ha recibido una propuesta de matrimonio.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2014
220
978842638790

Traducción de Elena Gallo y Pepa Arbelo

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Segunda entrega de la serie protagonizada por Ada Goth, planteada como una versión infantil de la novela gótica, género típicamente inglés. En esta ocasión, en el Palacete Nebroso se va a celebrar como todos los años el tradicional Festival de Plenilunio. Este evento coincide con la fecha de nacimiento de Ada, la cual nunca ha podido celebrar su cumpleaños, probablemente por la tristeza que siente su padre a causa de la muerte por  accidente de su madre (hace ya algunos años). Una fiesta de cultura y refinamiento en la que van a darse cita grandes pintores y célebres cocineros, todo ello amenizado por el Coro Rendo del Villorrio que interpretará “Cuando los pastores lavaban las calzas por la noche”. Todo un despliegue de imaginación en los nombres propios de los pintores que se acercan a nombres reales como J.M.W. Turnervios, George Romcompasas o Maxim de Trampantojo. No menos originales y divertidos son los nombres de los participantes en el Certamen de repostería, como Heston Huevodur, autor de la “Sopa Oda a un ruiseñor con humos de otoño y heno caliente”, o el bollo de desayuno con llamas solares de queso azul.Además, en este relato, adquiere especial relevancia el papel de su camarera personal, Marylebone, que la ha cuidado desde niña cuando Ada se quedó huérfana. También se van perfilando las distintas personalidades y caracteres de sus amigos, que forman el “Club del desván”, así como la estrecha relación de amistad, ayuda y colaboración entre ellos: Emily como acuarelista y pintora; Ruby (despensera de exterior) como cocinera; Kingsley, el deshollinador, y Hasford, el mozo de caballos de ruedas.La edición está muy cuidada y  las ilustraciones son del propio autor, el escritor y dibujante inglés Chris Riddell, muy conocido por sus colaboraciones y caricaturas en The Observer. Además, hay que destacar la labor de las traductoras españolas Elena Gallo y Pepa Arbelo, que han sabido verter los nombres originales y los juegos de palabras para tengan sentido en nuestra lengua. Como en ocasiones anteriores, la obra se completa con material anejo: un libro diminuto con la biografía de Marylebone; y unas divertidas notas a pie de página que son notas al pie palmeado, escritas por un pato de barbería que ha recorrido el ancho mundo. En definitiva, una aproximación original a la novela gótica, llena de imaginación y de mucho humor.