Aguardando el cielo

La meta final de la vida humana es alcanzar la felicidad, vivir en "la Casa del Padre", que prometió Jesús a sus discípulos y, también, al Buen ladrón. Esa realidad misteriosa que todavía no hemos experimentado, es, sin embargo, algo que justifica los más íntimos deseos y esperanzas del corazón humano. Por eso, merece la pena meditar sobre el cielo y la vida que nos aguarda tras la muerte, siguiendo las enseñanzas de la Iglesia.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2013
138
978-84-9840-932
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: