Al otro lado del mar

La inextricable relación entre el ayer y el hoy, entre la vida y la muerte, concentra todo el interés de August Kleinman. A sus setenta y ocho años, viudo, con tres hijos y muy rico, Kleinman rememora su vida intentando explicarse cómo un muchacho judío que huyó de la Alemania nazi ha llegado a ser quien es. No hay una sucesión cronológica en sus recuerdos, éstos surgen de forma desordenada y aleatoria, tal como funciona la memoria, creando un efecto asombroso y casi musical de simultaneidad con el presente del anciano. Su infancia, su precipitada huida de Alemania con su madre, su adolescencia en un barrio humilde de Nueva York, el amor, el trabajo, el trato con sus hijos, el lazo con su nieto recién nacido, su incómoda realción con el dinero, el nexo cuestionado y siempre presente con el judaismo; cada paso de su camino está ahí, pero lo que hace única su historia sucedió en una cueva de una isla del Pacífico, durante la Segunda Guerra Mundial.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2004
224
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

3
3
Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

Su tercera novela tras las elogiadas Blue River y De reyes y planetas, fue elegida «Libro del año» por el New York Times, el Boston Globe y el London Times. Se puede encuadrar en la corriente literaria llamada "realismo sucio", nombre poco afortunado que presta especial atención a los problemas concretos de individuos anónimos y poco literarios. No consiste en mostrar sólo los aspectos más sórdidos de la sociedad, como lo han traducido algunos escritores europeos. El realismo sucio norteamericano es más complejo y más ambicioso tanto en el tratamiento literario como en el mensaje que desea transmitir. El retrato que hace el autor del protagonista es veraz, duro, significativo y simbólo de otras muchas personas que no tuvieron más remedio que cambiar sus costumbres y creencias para adaptarse a una nueva vida. la La personalidad del protagonista está muy bien definida, describiendo, a la vez, mundo real de referencias y valores, aunque su carácter, un poco seco, le da a la novela un tono escéptico.