Ataque al Museo del Prado

Inmerso en un mundo que agoniza, Pablo Moradas, un arquitecto madrileño, se enfrenta a la rehabilitación de un edificio del siglo XVIII invadido por termitas. Y así como los xilófagos, silenciosamente, destruyen la estructura del bello edificio, la degradación social, económica y cultural, socavan la maltrecha civilización occidental, inconsciente de los peligros que la acechan.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2014
315
978-84-16359-10
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de JOL

Intriga ambientada en Madrid y en un tiempo futuro cercano cuando unas fuerzas islamistas invaden quieren arrasar la cultura cristiana. El relato corre a cargo de Yoel Ben Amí, un judío sefardí fallecido que conversa desde el más allá con su amigo Pablo, el arquitecto-artista desanimado por la pérdida de nervio moral imperante y reflejada gráficamente en sus peleas con los funcionarios para rehabilitar viviendas antiguas. Aunque Pablo es descreído, su pasión por la belleza y la filosofía le mantendrá en la órbita del la fe en el Dios cristiano. Un hombre soñador y reflexivo que ama a su mujer Diana y a su hija Myriam, viviendo como un quijote del siglo XXI que en unión con Joselu, José, Rodrigo e incluso el musulmán Jamâl deciden salvar obras irrepetibles del Museo. Los pasos agitados por el centro de un Madrid invadido, y descrito con precisión,  atraerán al lector en medio del caos que se  apodera de la ciudad.

Las termitas invisibles que destruyen los antiguos edificios bien conocidos por Pablo simbolizan la destrucción lenta de la sociedad, mientras que los funcionarios como Federico se encargan del resto vendiéndose el enemigo, siguiendo su costumbre de estar con el que manda, al margen de cualquier consideración superior. Quizá sirva como síntesis de las frecuentes reflexiones filosóficas y artísticas del protagonista la idea de que la belleza salvará al mundo de la destrucción inculta de los islamistas y de sus torpes colaboradores.

Es una edición bien cuidada y revisada, con letra grande que se agradece cuando escasea en estos tiempos. El comienzo confuso de la novela parece reflejar algo del carácter del protagonista Pablo, hombre meditativo y sensible. No todos los personajes están suficientemente definidos, aunque sí los principales. Quizá cueste un poco encajar las piezas del relato desde el comienzo, aunque no sea algo decisivo ya que el propósito del autor en esta novela es hacer una reflexión moral sobre el curso decadente de una sociedad minada desde dentro, como las termitas en las vigas maestras de un edificio secular. Una sociedad inconsciente y con pocos recursos para reaccionar ante los peligros que la acechan.