Aventuras en dos mundos

Autobiografía de A.J.Cronin, que después de hacerse con gran esfuerzo un puesto como médico en Londres, lo abandonó todo para dedicarse a la literatura, con gran éxito.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1997
376
MKT0002259345

Subtítulo: apuntes de mi vida

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Comentarios

Imagen de Raymundo Barrios

Aventura de lectura

Imagen de enc

Para Archibald J.Cronin el estudio de la carrera de Medicina supuso una dura prueba. Su padre había fallecido y el estudiante no contaba con más medios económicos que los que él mismo pudiera procurarse. En 1914 se declara la Guerra Mundial y Cronin es movilizado. Por fin, en 1919, se licencia en Medicina y Cirúgía por la Universidad de Glasgow. Comienza su ejercicio profesional como ayudante de un médico rural. El relato abunda en anécdotas del ejercicio de la medicina en las que destaca la humanidad del autor unida a una creciente ambición por alcanzar el éxito económico. Contrae matrimonio y la joven pareja se instala en Gales donde ejercerá como médico en las poblaciones mineras. Su novelística posterior se nutre abundantemente de los recuerdos de esta etapa de su vida. Pero la ambición, unida a un indudable talento profesional, no descansa. La familia se traslada a Londres donde Cronin llegará a alcanzar fama como médico en los hospitales y entre la alta sociedad. Tanto trabajo pasa factura. Una enfermedad obliga al autor a traspasar la consulta y a instalarse en su Escocia natal para reponerse. Allí escribirá su primera novela, "El castillo del odio". El éxito inmediato le decide a abandonar la medicina para dedicarse a escribir. En su nueva etapa como escritor Cronin se reencuentra con la fe católica, en la que había nacido, y de la cual hace una hermosa profesión. Brilla en la obra un espíritu positivo que se explica por la humanidad que es necesaria para el ejercicio de la medicina y el sentimiento del autor de haber alcanzado su verdadera y definitiva vocación como escritor.