Bizancio

Durante mil años, un extraordinario imperio hizo posible que Europa alcanzara la modernidad: Bizancio. Esta breve y fascinante obra descarta el enfoque cronológico de las historias habituales para hablar de la arquitectura, la religión, la guerra, los personajes y mucho más, a través de episodios o temas concretos como la construcción de Santa Sofía, la iconoclasia, el papel de los eunucos o las cruzadas. Así, logra una historia más amena y accesible del imperio, desde la fundación en 330 de su magnífica capital, Constantinopla (la actual Estambul), hasta su caída ante los otomanos en 1453.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
496
9788483068144
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de epaminondas

La autora es historiadora especialista en Bizancio, y se propone divulgar el conocimiento sobre ese milenario imperio, para aclarar las frecuentes visiones distorsionadas que circulan. Hay que decir que lo consigue plenamente. A lo largo de los diversos capítulos despliega lo que fue Bizancio en distintas perspectivas: la guerra, el hogar, el arte, las costumbres, la religión, etc., con una panorámica cronológica, que sirve precisamente para poner de relieve los logros y los errores, los aciertos y los fallos. La lectura resulta amena y se aprende mucho: no es raro que uno se sorprenda ante tantos aspectos que no se creería que hubieran sido así. En el capítulo conclusivo quizá la autora se deja llevar un poco del entusiasmo que le suscita esa historia imperial a la que ha dedicado su trabajo: sin Bizancio, Europa no sería lo que es. Pero, aun rebajando esa exaltación, uno acaba convencido de que Bizancio fue algo grande; humano, pero grandioso. No es esa la imagen que suele tenerse, y la autora pienso que consigue cambiarla.