Cuando Hitler robó el conejo rosa

La familia de Anna, nueve años, se ve obligada a huir de Alemania a causa de la llegada de Hitler al poder. Vivirán en Suiza, Francia e Inglaterra. Anna es simpática y optimista, pero al final de su periplo, ¨a pesar de que sólo tenía once años, se sintió muy vieja y triste¨.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1995
264
84-204-6440-4

28ª reimpresión. Traducción de Maria Luisa Balseiro.

2007
264

Edición especial

2016
336
978-84-9122-139
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.833332
Average: 3.8 (6 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

6 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de amd

VALORES: Lectura aconsejada para adolescentes, un relato ágil que les mostrará la valentía, los resultados del esfuerzo, la generosidad, el saber apreciar lo que se tiene, la amistad y, sobre todo, una parte importante de la Historia. ACTIVIDAD 1: Leer el párrafo de la página 37, donde se cuenta un hecho histórico que precipitó la salida de Berlín de la familia de Anna. A continuación, localizar en el mapa de Europa los lugares donde sucede la acción: Berlín, Zurich, Sttugart, París... y otros que se citan en el libro. Seguidamente, señalar el itinerario que recorre Anna y su familia, desde su salida de Berlín hasta la llegada a Londres, y enumerar lo que les sucedió en cada uno de los lugares que iban atravesando. ACTIVIDAD 2: En el libro abundan los buenos textos descriptivos como el de la página 262, que cuenta cómo fue la llegada de Anna a Londres. En primer lugar, los alumnos deben subrayar los verbos de ese fragmento; a continuación, pedirles que hagan una descripción de su llegada a un lugar desconocido por ellos hasta ese momento, como un aeropuerto, una estación de ferrocarril o de autobuses, etc. Leer las descripciones en voz alta. (Lourdes Gallardo Navarrete)

Imagen de wonderland

El relato, autobiográfico pero no contado en primera persona, es lineal y siempre desde la perspectiva de Anna: una chica cariñosa, sencilla, lista y sensible, que va teniendo una conciencia cada vez mayor de las dificultades por las que atraviesan sus padres y ella misma. Los sucesos se narran con descripciones expresivas y numerosos diálogos, que rezuman simpatía y visión positiva. «En secreto hizo el propósito de lavarse de verdad el cuello con jabón todos los días mientras mamá estuviese fuera, para que por lo menos los nazis no pudieran decir que los judíos llevaban el cuello sucio».
En la historia de Anna es destacable la relevancia que se concede a la unión y al calor familiar. Al principio, en descripciones externas: «Anna subió la escalera alfombrada. Entraba el sol por la ventana y afuera, en el jardín, se veían todavía algunas manchas de nieve. De la cocina subía olor a pollo. Daba gusto volver a casa del colegio». Cuando la historia progresa, Anna siente que «parecía estupendo y emocionante ser refugiado, no tener casa y no saber dónde uno iba a vivir», pues ella piensa y dice a sus padres que «a mí no me importa en realidad donde estemos con tal de que estemos todos juntos». En unas circunstancias tan duras, Anna no nota en sus padres, ni tampoco ella siente, ninguna necesidad de acudir a Dios... excepto en una ocasión, por la noche, cuando sufre al ver que su padre tiene horribles pesadillas: «Por favor, por favor —susurró, porque aunque no creía en Dios exactamente, siempre esperaba que hubiera alguien capaz de arreglar aquel tipo de cosas—. ¡Por favor, que tenga yo las pesadillas en lugar de papá! Luego se quedó muy quieta, esperando dormirse, pero no pasó nada». Pero Anna sí se duerme y esa noche tiene un sueño espantoso. Más adelante se nos dice que «Anna no le dijo nunca nada a nadie, pero siempre pensó que había sido ella la que había curado a papá de sus pesadillas. Y, cosa curiosa, a partir de aquél día ni ella ni papá volvieron a tenerlas».

Imagen de toñi hueso

Este libro desarrolla la vida de un escritor que debe huir de la Alemania nazi a parís con su familia. Se narran las vivencias de la familia y el estado de ánimo de cada una de ellas.
Es muy significativa la portada donde aparece un conejito rosa que la protagonista debe abandonar en su huida y que de alguna manera puede representar la inocencia de alguien que vive feliz en su mundo infantil.

toñi hueso

Imagen de jtejero

Este libro es uno de los mejores que me he leído en mi vida, por eso se lo recomiendo a todo el mundo.

Imagen de cattus

Escrito en tercera persona, la novela narra la huida de Alemania de Anna, la protagonista principal, su hermano Max y sus padres, la víspera de que Hitler suba al poder, pues el padre es escritor y corre peligro de ser detenido por oponerse al nazismo. A la pena de tener que dejar su hogar, a sus amigos..., se unen las dificultades para vivir primero en Zurich, después en París y al final en Londres. Se lee con sumo interés y queda patente la importancia de la unidad familiar, del cariño, del esfuerzo para superar las dificultades, del estudio. Llama la atención la nula religiosidad de la familia, como si Dios no contara para nada en sus vidas, aunque en una ocasión Anna acude a él para que quite las pesadillas que sufre su padre. La autora se inspira en la experiencia que vivieron ella y su familia.