Educar en el asombro

Manual de educación infantil centrado en la propuesta del renacimiento del asombro como base de la estimulación del desarrollo cognoscitivo de los niños.
La autora insiste en que si se proporciona demasiados estímulos a la mente infantil, se sobrecarga, se aburre y se desinteresa. Como solución propone dejar al niño ir a su ritmo, que se distraiga descubriendo detalles del mundo que le rodea y limitarse el adulto a ser el ayudante de este incipiente trabajo de exploración. Por el contrario, considera que las pantallas estridentes, las luces intermitentes y los movimientos vertiginosos, propios de las nuevas tecnologías del ocio, pueden causar en los pequeños efectos adversos de apatía y desinterés. Sobrecargar al niño de actividades extraescolares o de material informático puede conducirle a pasar de ser un regalo para los padres a ser un trofeo a exhibir, que se vuelva cada vez más exigente en su calidad de ornato paterno. El regreso a la naturaleza es otro consejo que brinda, ya que en ella todo transcurre de modo pausado y es necesaria la paciencia para observar sus avances. Sin condenar la ayuda que las nuevas tecnologías suponen, recomienda usarlas con cautela y no como una niñera sustituta, que deje más libres a los adultos para otras actividades. Respetar la infancia y no tratar de acortarla por razones prácticas es el resumen de un libro breve pero denso de contenido, y tan certero en su diagnóstico de situación como claro y positivo en los remedios que propone para educar de modo más humano en una época de frenética exigencia. Escrito en tono de divulgación científica, este trabajo muy actual en el enfoque de la problemática que trata, resultará de gran utilidad para el público al que va dirigido.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2012
182
9788415577423
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Libro del mes: 
Junio, 2014

Comentarios

Imagen de Manu

Libro sugerente y valiente. Cuando así lo ve oportuno la autora, discrepa de tópicos sobre la educación de los hijos. Ciencia y sentido común se dan  la mano en texto bien escrito.

Imagen de acabrero

Catherine L’Ecuyer es madre de cuatro niños y a partir del 2006 empieza a escribir sobre la educación de los hijos. En 2010 impulsa el proyecto apego-asombro, un binomio que surge, probablemente, desde su misma experiencia de madre, y que pueden entender bien aquellas personas que se dedican a la educación de los pequeños, en la familia o en la escuela. Defiende la autora un planteamiento natural en la formación de los pequeños. En estos años de investigación sobre el tema llega a conclusiones importantes sobre el beneficio o el daño que puedan aportar los métodos artificiales, especialmente el elemento pantalla, en general. ¿Por qué tanto niño hiperactivo? ¿Por qué el adolescente se aburre ante cualquier explicación en clase? Este libro, donde se encuentra resumida su investigación, en unos capítulos breves, fáciles de entender y amenos, manifiesta su preocupación, con datos, por la sobreestimulación, por  el empeños de tantos padres de hacer niños superdotados, por la preocupación porque el niño esté lleno de actividades extraescolares, con el peligro de que no encuentre espacio para lo natural, el juego, la observación, el descubrimiento.