El anarquista indómito

Biografía novelada de Melchor Rodríguez García (1893-1972), anarquista de la FAI que durante la guerra salvó de los fusilamientos en Paracuellos y en otros puntos de Madrid a miles de personas y que se ganó el apodo de "el ángel rojo".

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
222
978-84-15570-66

Edición correcta, con tapa dura, aunque tiene algunas erratas.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Comentarios

Imagen de cattus

José Luis Olaizola vuelve a escribir sobre la guera civil, como ya hiciera sobre el general Escobar. Ahora nos acerca a la figura del anarquista sevillano Melchor Rodríguez García, que intentó ser torero, luego trabajó como chapista y se implicó con el advenimiento de la II República en la defensa de la clase obrera. Al estallar la guerra civil y ver las atrocidades que se cometen, con el apoyo de los comunistas, en las chekas y en los fusilamientos sin juicio, las denuncia y llegará a ser Inspector Especial de Prisiones y, al acabar la guerra, alcalde en funciones de Madrid, Gracias a los testimonios de muchas personas a las que salvó de la muerte en Paracuellos o en Aravaca, como Muñoz Grandes, Joaquín Álvarez Quintero, Bobby Deglané, entre otros, se libro de la condena a muerte en el juicio al que fue sometido en 1941. Más tarde, gracias al general Muñoz Grandes, salió de la cárcel y pudo vivir dignamente, hasta que falleció en 1972. Un hombre honrado, honesto, cargado de humanidad, lo que le ocasionó graves problemas con los comunistas y otros revolucionarios. José Luis Olaizola sabe contar historias y atraer al lector, aunque el estilo podría ser mejor, le ocurre un poco como a su paisano Pío Baroja.