El bucanero de Bombay

Colección de cuatro historias del afamado cineasta y narrador indio S. Ray, un recorrido animado y colorista por las costumbres de la India, lleno de imaginación y humor, de la mano de un detective tan original como excéntrico. El protagonista es Feluda, inspirado en Sherlock Holmes y cuyo acompañante (una versión muy particular del imprescindible Watson) será su sobrino Topshe, que a sus quince años le ayudará a completar las piezas de las investigaciones. Con estos relatos, escritos entre 1965 y 1992 en bengalí para la revista juvenil "Sandesh", el autor nos trasladará a la exótica y colorida geografía india, donde sus dos protagonistas resolverán los misterios y asesinatos más peculiares. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
290
978841704157

Traducción del inglés de María Luisa Balseiro

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Colección de cuatro cuentos de detectives, titulados “La Fortaleza de oro”, “El bucanero de Bombay” (que da título al libro), “Misterio en Villa Golok” y “Un suceso en el cementerio”. Todos ellos están  protagonizados por el detective Feluda y su sobrino Topshe, un adolescente de quince años, pareja que recuerda otros dúos literarios famosos, especialmente el de Sherlock Holmes y el doctor Watson. Los relatos, escritos entre 1965 y 1992, plantean una trama de misterio e investigación que  se desarrolla en diferentes ciudades de la India en la época actual.

Narrados en primera persona por el joven Topshe, los cuentos siguen el argumento tradicional de este tipo de novelas con el planteamiento del misterioso caso y la presentación de los posibles culpables. El detective Feluda, observador, meticuloso, cuidadoso en todos los detalles (para él, “todo es geometría”),  sabe desentrañar los misterios más extraños y salir airoso de las situaciones más curiosas y comprometidas. Para resolver los casos, Feluda siempre lleva su famoso cuaderno azul, con el que va haciendo un repaso de los datos y así ayuda a los lectores a recopilar y revisar toda la información disponible hasta ese momento.

Además en la obra, al aliciente del misterio, se añade de forma amena el conocimiento de la cultura india en muy diversos aspectos. Así, se presentan datos geográficos y descripción de las diferentes ciudades de la India, cada una con su propia fisonomía, como Calcuta, Bombay, Delhi, Jadhpur… También son muy interesantes las tradiciones y las costumbres de la India, unidas a un rico vocabulario específico de las distintas lenguas del país como el bengalí, el hindi, el márata, etc. De todos estos vocablos, el lector puede encontrar información y explicaciones en las notas de pie de página que acompañan toda la narración, y que introduce la traductora al español para facilitar la comprensión del texto.

Por último, cabe destacar las referencias continuas a la literatura y al cine dentro del propio relato a través del personaje Jatayu, célebre autor de novelas de aventuras y de misterio, que se convierte en fiel compañero y colaborador asiduo del detective y de su sobrino. De esta forma los elementos literarios y cinematográficos juegan un papel interesante en la obra probablemente gracias a la formación del autor, que fue productor y director de cine, e incluso consiguió un Óscar honorífico en 1992.