El fantasma Fran

Hace muchos años, durante un viaje a Escocia, conocí a un fantasmita en un castillo. "Los fantasmas solo existen en los libros de Guido", dijo una vez mi padre. Por eso escribí este cuento para que el fantasmita que conocí exista para siempre. 

Un tierno álbum ilustrado sobre un fantasmita muy especial. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
32
978846758512

Ilustraciones del propio autor

Traducción de Gonzalo Fernández Gómez

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Álbum ilustrado, de gran formato, en el que se plantea la diversidad y las diferencias entre las personas o, en este caso, entre los fantasmas (todavía niños). En él se cuenta la historia del fantasmita Fran que, ya desde su nacimiento, se veía distinto y era un fantasma especial. Creció muy rápido y pronto fue al colegio, donde hizo muchos amigos. En clase, especialmente el director, les enseñaba a comportarse como fantasmas de verdad (levitando, dando sustos, provocando el miedo), pero Fran no lo hacía bien: no sabía asustar. Así que lo enviaron castigado a la Torre Solitaria, y allí por fin encontró su verdadero lugar y pudo desarrollar sus auténticas aficiones.
Como es frecuente en este tipo de libros, las ilustraciones son tan importantes como el texto. Los dibujos han sido realizados por el propio autor y complementan perfectamente el argumento del relato: la obra que comienza sus páginas con fondos oscuros y espacios lúgubres, se va transformando poco a poco adoptando colores cálidos y alegres, con tonos vivos y floridos. De esta forma, el progreso y la evolución positiva del protagonista queda muy bien reflejada en los dibujos. Así pues, se trata de una lectura entretenida, clara y recomendable para pequeños lectores.