El maravilloso viaje de Nils Holgersson

Una bandada de patos salvajes, realizando su migración anual, da la vuelta a Suecia llevando consigo al pequeño Nils Holgersson, como un nuevo Pulgarcito aventurero. Con este pretexto, Selma Lagerlöf –que recibiría el premio Nobel en 1909 fundamentalmente por este libro– va entrelazando aventuras y viejas leyendas populares, a través de lugares agrestes y misteriosos, conviviendo con toda especie de animales en plena naturaleza. Un clásico de la literatura juvenil que es ya un clásico de la literatura universal.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
448
1989
238

El largo título ha dado lugar a algunas modificaciones del mismo en las distintas ediciones. Editorial Gaviota lo titula "El maravilloso viaje del pequeño Nils". En ocasiones lo hemos visto titulado exclusivamente como "Nils Holgersson".

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Selma Lagerlof ya era una escritora acreditada cuando publicó "El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia". La autora cuenta la génesis de la obra en el capítulo cuarenta y nueve: Deseaba escribir un libro que pudiera leerse en las escuelas y que ayudase a los alumnos a conocer mejor su país. El resultado es la historia de Nils Holgersson, "un muchacho que no pasaría de los catorce años, alto, desmadejado, de cabellos rubios como el cáñamo".

El pobre Nils no servía para nada salvo para hacer sufrir a sus padres y ocasionalmente cuidar patos junto con Asa y Mats, los huérfanos esmalandeses. Un día intenta capturar a un duende y éste le convierte en un hombrecito no más grande que la palma de la mano. Cabalgando a lomos de Martin, el pato blanco, Nils emprende un viaje a través de Suecia acompañando a los patos silvestres.

Es clásico en los cuentos y fábulas que los animales hablen, pero figuras tan logradas como las que aparecen en Nils Holgersson quizá sólo las encontramos en Kipling (éste recibió el Premio Nobel en 1907 y Lagerlof en 1909). Entre los animales podríamos citar a Okka, la vieja pata que dirige la bandada; al señor Emenric, la cigüeña; Korr el perro o el cuervo Bataki, el único cuervo simpático que yo recuerdo en la literatura desde aquellos que alimentaron al profeta Elías junto al torrente. Entre los humanos tenemos al pequeño Mats y Asa su hermana, cuidadores de patos, cuya triste historia irrumpe periódicamente en el relato principal.

El libro recoge viejos relatos y leyendas de distintas partes de Suecia. Estas historias son breves y no distraen de la lectura del libro; al revés, constituyen paradas que lo llenan de interés. Nils Holgersson es un libro lírico y didáctico y su autora no lo escribió para leer todo seguido, sino para disfrutar paulatinamente de cada uno de sus pasajes y escenarios.