El Principio de Eva

Por una nueva femineidad Eva Herman aborda el tema de la reducción de la natalidad en Europa, denuncia la crianza despersonalizada de los niños, privados del calor de un hogar que los forme y los contenga, y examina qué hay detrás de la emancipación de la mujer y el hecho de que ésta dé prioridad a su carrera laboral. Y propone un regreso a los valores tradicionales, dejando que le hombre vuelva a asumir en toda su plenitud su papel de proveedor para la familia. La autora del libro explicó a Europa Press que en las últimas décadas la situación de las mujeres ha llevado a "la desestructuración y decadencia de la sociedad". El "ideario feminista europeo", además, está construido sobre "métodos masculinos", aseveró.

Herman defiende la "necesidad" de los niños de estar junto a sus madres hasta los tres años, algo que ya han afirmado "grandes investigadores". Cuando esto no sucede, los niños "no reciben el concepto de amor de su madre" y no desarrollan elementos como la autoestima. "Los políticos ignoran este hecho" y por ello crean medidas como la ampliación de la escolarización precoz, de los cero a los 3 años, expuso.
 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2008
254
978-84-666-3394
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Noviembre, 2008

Comentarios

Imagen de acabrero

Indudablemente este libro nace con vocación de polémico, irremisiblemente, porque el antifeminismo que plantea es políticamente incorrecto. Esto es lo que más me gusta, que haya alguien que diga exactamente lo contrario que el feminismo militante, extremista y absurdo del siglo pasado. Creo que no tiene nada que ver la defensa de la dignidad de la mujer con el planteamiento feminista de cambiar el papel de la mujer en la familia y en la sociedad. La propuesta de Eva me parece valiente y lógica. Puede tener algunas manifestaciones un tanto exageradas, pero creo que se entienden bien en el contexto. Me parece que salvando algún detalle sin importancia, es un libro muy recomendable porque hay mucha gente, mujeres y hombres, que necesitan leer cosas así para tener, al menos, la ocasión de reflexionar.

Imagen de Ran

Es un libro valiente, claro y documentado. La autora, una periodista alemana, cuestiona todos los frentes que mantienen las feministas para emancipar a la mujer: no deja un tema sin matizar.

Partiendo de su experiencia, la autora rebate la idea de la autorrealización de la mujer en el trabajo profesional fuera de casa, tachándolo de egoísta, que destruye a la propia mujer. Exalta. En cambio, el trabajo en el hogar desarrollando las potencialidades de esposa y madre.

Pone de relieve el daño que se hace a los hijos cuando la madre no los cría sino que los confía a una guardería desde la lactancia. Imprimiendo en los hijos unas secuelas que arrastrarán a la sociedad cuando ellos lleguen a formar su propia familia.

Ataca la supuesta igualdad entre hombre y mujer que sostienen las feministas, tildándolo del machismo más radical y absoluto al eliminar todo lo propio de ser mujer, haciendo perder, contra natura lo específicamente femenino.

Arremete contra el aborto señalando, además de ser un crimen, el daño que hace a la mujer que lo practica y las secuelas psíquicas que perduran a lo largo de toda la vida.

Rebate la idea de que el sexo sea una cuestión de una elección personal en el marco cultural y social de la persona.

Cuestiona también la enseñanza mixta, haciendo ver que en EEUU ya están de vuelta abogando por la enseñanza diferenciada. Argumenta el daño que se hace a las niñas pues no se las enseña y educa en lo específico de la feminidad.

Y así, uno por uno, todos los temas que abanderan las feministas, exaltando la vida en familia como esposa y madre, como la mejor manera de desarrollar lo específicamente femenino.

La autora aporta datos y analiza las medidas que se están elaborando en Alemania y, en menor grado, en otros países.