El Reloj de Piedra

Janos Dragoman vuelve a Hungría después de la caída del comunismo. En la ciudad de Kandor encuentra a sus viejos amigos Antal Tombor y David Kobra. Antal, cineasta, es ahora alcalde de la ciudad. Hay un cuarto personaje, Kuno Aba, Rector de la Universidad e ideólogo conservador, que había colaborado con los rusos durante el levantamiento popular húngaro de 1956. Janos le acusa de falsear su biografía para adaptarla a la nueva situación. Durante la discusión Kuno Aba muere accidentalmente. El inspector de policía Szilvester Barnag -otra herencia del régimen anterior- espera para ver qué tendencia se impone en la opinión pública antes de acusar a Janos de homicidio.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
468

Original húngaro de 1995.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Se trata de una novela en clave sobre la época postcomunista en Hungría. El autor recuerda el levantamiento contra los rusos en 1956, que llevó a muchos húngaros a la cárcel y a otros al exilio. Cuando cae el muro y Janos Dragoman vuelve de los Estados Unidos encuentra a los viejos personajes interpretando nuevos papeles. No ahorra críticas contra la situación anterior, pero lamenta el travestismo político de los que han vivido confortablemente bajo el régimen comunista: "Los caballeros le han dicho adiós a estos cuarenta años que han sido, sin duda, el periodo más largo de sus vidas. ¿Los han tirado por la borda? ¿Han sido estos cuarenta años un mero error, un desecho, un trasto inútil? ¿No han leído nada que valiera la pena? ¿No han escrito nada bueno? ¿No han considerado increíble el gesto de la mano de su amada? ¿No han comido una buena carne rebozada? ¿No han bebido un buen vino? ¿No han llevado nunca a sus hijos a patinar sobre hielo o a clases de ballet?" Si no supiéramos que Konrád escribe sobre Hungría pensaríamos que se está refiriendo a un periodo similar y reciente en la historia de España. Entre 1990 y 1993 el autor fue Presidente del Pen Club Internacional. A través del personaje de Janos Dragoman se queja de la vaciedad de ese estilo de vida, sujeto al circuito de conferencias, inauguraciones y doctorados "honoris causa". Lo mejor de Konrád es su prosa y en "El Reloj de Piedra" muchas páginas -aproximadamente el último tercio del libro- están por debajo del estándar de calidad del autor. No quiere decirse que no haya otras muchas luminosas y brillantes, aquellas en las que describe una y otra vez el paisaje rural húngaro. También utiliza el sistema de saltar atrás y adelante en el relato de forma que el lector no descubra el sentido de la narración hasta llegar hasta el final. Personalmente me ha enseñado más sobre la escritura que la anterior novela del mismo autor, "Una fiesta en el jardín", que está más acabada. Digamos que en ésta, al estar menos terminada, se descubren más fácilmente los trucos. No obstante el libro exige un esfuerzo de lectura muy grande para que al final la mitad de sus páginas sean prescindibles. Si el autor no se ha esforzado por terminar adecuadamente la novela tampoco nos esforzaremos por recomendarla. El Reloj de Piedra es el monte que domina la ciudad de Kandor, al cual hace referencia el título.