El viaje de don Quijote

Como hiciera Azorín a comienzos del siglo XX, en estas páginas Julio Llamazares recrea uno de los grandes viajes de la ficción: el de don Quijote por la geografía española. La ruta literaria se inicia en Madrid, llega hasta Sierra Morena, se detiene en La Mancha y Zaragoza, y concluye en la playa de Barcelona, donde el caballero andante se enfrentó al de la Blanca Luna.

Pertrechado con cuadernos, libros y lápices, el autor recorre una ruta que le revela unos contrastes no por sabidos menos prodigiosos: las hamburgueserías comparten espacio con antiguas ventas, aparecen nuevos tipos humanos y la geografía se presenta en algunos puntos idéntica a la que vería el hidalgo manchego, pero en otros radicalmente transformada.

Trazando un recorrido que le lleva y le devuelve una y otra vez de la novela de Cervantes al imaginario de las gentes que encuentra en su camino -y en algunos trayectos también al texto de Azorín-, Llamazares ...

El autor recorre los caminos por los que anduvo don Quijote en sus salidas, como homenaje con motivo del cuarto centenario de la muerte de Cervantes, y también siguiendo los pasos de Azorín por la Mancha en 1905, con motivo del tercer centenario de la publicación de la primera parte de la inmortal novela cervantina.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
202
978-84-204-2094

Buena edición con prólogo del gran cervantista francés Jean Canavaggio e ilustraciones de Jesús Cisneros.

 

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

Me he leído este libro casi de un tirón, un magnífico homenaje a Cervantes, con motivo del cuarto centenario de su fallecimiento y también a Azorín que, en 1905, escribió para "El Imparcial" las crónicas de su viaje, en tren y en carro, por las tierras cervantinas manchegas y que dieron lugar a La ruta de don Quijote, un libro ya clásico. Julio Llamazares hizo algo parecido el verano pasado para "El País", pero, además de los lugares manchegos, completó los itinerarios quijotescos por Sierra Morena y luego hasta Aragón y Cataluña. Ahora se editan aquellos artículos en este libro magníficamente ilustrado por Jesús Cisneros. Prosa cuidadísima, con la que el autor va mezclando los recuerdos sobre la novela cervantina con lo que le va pasando a lo largo del recorrido. Una delicia.