En la jaula

La jaula a la que alude el título de esta novela es la oficina de correos en la que una humilde joven se halla confinada, despachando sellos y telegramas a lo más florido del elegante distrito londinense de Mayfair. Para su clientela, naturalmente, la chica no tiene más sentimientos que un buzón; pero en los oscuros textos de sus telegramas ella es capaz de adivinar terribles secretos e intimidades. Hay un apuesto capitán que despierta particularmente su imaginación; pero hay también una mujer, que a veces se llama Cissy, a veces Mary, y finalmente lady Bradeen. Entre ellos existe una relación, sin duda ilícita; en cierto modo, la joven percibe que la relación está en peligro y entonces… decide intervenir.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2015
152
978-84-9065-063
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de acabrero

Un tema original, totalmente de otra época, y quizá por eso con un valor añadido. La imagen de una mujer que se pasa el día transmitiendo telegramas y pegando sellos es ciertamente anacrónica. El lector puede hacerse a la idea más o menos, pero el autor, que escribe en aquella época, no describe nada de cómo es eso. De ahí surge la posibilidad, el peligro, de ser espiado, de que, la intimidad del cliente que expide, con cierta frecuencia, telegramas a sus amistades, queridas y familiares, sea vulnerada. La protagonista cae en el cotilleo con otra amiga que también tiene sus datos de la alta sociedad, por otras fuentes. De ahí toda la trama, y la intriga final. En varios momentos de esta novela breve el lector se encuentra un tanto desorientado, porque se dan por supuestos lugares de Londres, situaciones que el lector no conoce. Creo que la traducción debería haber sido más cuidadosa, para facilitar la lectura. No es de las mejores de Henry James, para mi gusto, pero es entretenida.