En vida de Antonio Herrero

Vida, antecedentes familiares y trayectoria profesional del periodista Antonio Herrero (1955-1998). Cuando falleció, a los cuarenta y tres años, ya tenía a sus espaldas un importante crédito profesional adquirido en el programa de radio que conducía: "El primero de la mañana". Antonio había apoyado la alternancia en el sistema político español, que llevó al poder en 1996 al Partido Popular. Dos años más tarde el Presidente Aznar ya se planteaba cómo apartar al periodista de su camino, ya que consideraba sus críticas como carentes de respeto para la figura del Presidente de Gobierno. Ello hizo más dramática y amarga su muerte.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2008
315
978-84-9734-719
Valoración CDL
3
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Antonio Herrero Lima fue hijo del periodista Antonio Herrero Losada (1923-1992), que había trabajado en EFE y dirigió Europa Press. Antonio Herrero hijo estudió periodismo y alcanzó una gran fama en la radio con "El primero de la mañana"; primero en Antena 3 y después en la COPE. Los problemas que vivieron José María García, los dos Herrero y Federico Jiménez Losantos, de emisora en emisora, son de sobra conocidos. No fueron los únicos que sintieron en la nuca el aliento del poder; otros han contado historias semejantes. El rasgo principal del carácter de Antonio, tal como nos lo describe el autor, fue el apasionamiento; y éste influyó en todos los aspectos de su vida. Luís Herrero le atribuye dos cualidades principales: La admiración hacia su padre y el amor al periodismo. "Mi padre fue mi guía y maestro –diría una vez-. Me enseñó a que no se deben traicionar las convicciones. Aprendí de él que hay que respetar la verdad y ser leal a la conciencia". A la pregunta de qué era lo que más miedo le daba contestó: "La opresión intelectual. El hecho de que se pueda llegar al control social a través de los medios. Me parece terrorífico que toda la gente pueda ser igual, con pensamientos iguales, sin hechos diferenciales". Hoy podríamos preguntarnos si los medios de comunicación han contribuido en las últimas décadas a dotar a los españoles de un pensamiento más libre y plural,… y no sería fácil contestar. Los medios, con carácter general, se han posicionado detrás de los partidos políticos lo cual no ha favorecido la libertad de pensamiento. El autor define a Antonio Herrero como un apasionado de la verdad, pero la verdad es permanente en tanto que el periodismo se refiere a lo transitorio. No basta tener la verdad sobre los hechos si luego estos no se saben ofrecer de acuerdo con la verdad sobre el hombre y el bien común. Lo mejor del libro me han parecido las últimas páginas, en las que figuran algunas citas de Antonio Herrero sobre el ejercicio del periodismo y también los testimonios de algunos de sus colaboradores, que podríamos llamar "de izquierdas", los cuales quisieron y valoraron al periodista. Don Miguel de Cervantes que era un hombre púdico, escribió de "La Celestina", de Fernando de Rojas, que era un "libro a la verdad divino/ si ocultase más lo humano". Creo que del libro sobre Antonio Herrero se puede decir lo mismo: dado que no trata sobre Zipi y Zape o sobre la vida del caballero Casanova, ciertos detalles, explicables por el carácter impetuoso de Antonio, hubieran debido pasarse por alto. Además el autor se ocupa tanto de sí mismo como de su biografiado; pretende seguir un orden cronológico, pero al final el relato resulta desordenado.