Eugenio o proclamación de la primavera

Relato que nos acerca a la mística de los primeros militantes de Falange, desde su fundación en 1933 hasta la Guerra Civil. Eugenio fue uno de los primeros camaradas, presuntamente asesinado por militantes comunistas en la primavera de 1936.

Se acompaña de otros relatos breves sobre la contienda.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1982
183
84.320.7156.0

Original de 1938.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
0
Sin votos
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

La proclamación de la primavera se asocia en el ideario de Falange a la muerte en combate y la victoria (Cara al sol). Se trataba de una ideología extrema, propia de una situación y de unos años, que nos recuerda a la canción del legionario "soy el novio de la muerte", e incluso a la yihad, la guerra santa contra los infieles, que en la religión islámica se asocia al disfrute del paraíso.

La ideología falangista fue una mezcla del pensamiento de izquierdas (justicia social) y militar o autoritario (jerarquía social, disciplina). El protagonista se refiere con desprecio a la mentalidad burguesa que pretendía defender sus privilegios sin arriesgar su vida ni su patrimonio. Aborrece a los militantes de izquierdas, pero lleva hasta el límite su desprecio hacia la CEDA, partido político de derechas que trataba de abrirse paso en el tinglado republicano pero defendía la legalidad y condenaba la violencia.

Es lógico que una vez terminada la guerra y vuelto todo a la normalidad, aquellos primeros militantes de Falange se sintieran frustrados y pensaran que la sangre de los caídos había sido inútil (Prólogo). La burguesía había conservado su patrimonio, la justicia social era menor que nunca como consecuencia de la devastación producida por la guerra y Falange Española había perdido su significado al convertirse en una organización de masas amalgamada con otros movimientos como el tradicionalista. El peligro comunista se había conjurado pero de los antiguos ideales no quedaba nada. El protagonista se refiere repetidamente al Imperio, artefacto ideológico y nostalgia de otros tiempos que no iban a volver.

"Eugenio o invención de la primavera" es la primera obra publicada por García Serrano, en 1938.  En esta edición se acompaña de otros siete relatos muy atractivos, más cortos y más maduros, que se encuadran en la Guerra Civil. La lectura puede ser interesante para estudiosos de la contienda y de la mentalidad previa a la misma.