Ha vuelto

Adolf Hitler despierta en un descampado berlinés en 2011. Está sorprendido porque no aparecen los símbolos nazis y reina la paz. Las calles están llenas de extranjeros, y todo, todo, parece muy distinto a cómo era antes. Hacía sesenta y seis años que él había caído. Y ahora afronta un mundo distinto. La gente se sorprende al verlo. Pero, lógicamente, no creen que sea el auténtico Hitler, sino un actor, un cómico muy bueno. Logra suscitar la atención de los medios de comunicación, de la gente normal, e incluso de los políticos. Sorprende su discurso, auténtico por su parte. Él no bromea. Y su fama se extiende, lo cual es la plataforma perfecta para retomar su carrera política.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2013
383

Traducción de Carmen Gauges.- Ed. Seix Barral.- ISBN: 978-84-322-2036-4.- Título original: Er ist wieder da.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Pipa

Hitler, en primera persona, narra su día a día en el nuevo medio en el que despierta en un descampado, en Berlín en 2011. Cuando aparece la gente, sorprendida por su parecido a quien es, lo acoge como un viejo "desorientado", sucio, con un uniforme antiguo, y le van ayudando a situarse, le buscan alojamiento, le presentan a quienes pueden darle un trabajo, le indican como puede vestir, dónde limpiar su ropa….- Pronto llama la atención su discurso de las cosas. Y él va exponiendo su pensamiento, que sigue siendo el mismo que tuvo antes de su caída, pero aprovechando los medios técnicos y humanos actuales que descubre, con los que se tropieza, se sorprende, pero también se sirve de ellos.-
Hitler busca sentido a esta nueva aparición. Y se otorga un destino "providente". Es tremendamente crítico, y a la vez curioso, con todo: con la gente joven, las nuevas tecnologías (Por ejemplo, ve absurdo que un teléfono sea también una máquina de fotos: "eso es una sandez absurda y peligrosa que solo lleva a que, por la calle, los jóvenes miren continuamente sus teléfonos y miles de ellos sean atropellados por los coches. Uno de mis primeros proyectos será prohibir tales teléfonos, es decir, permitírselos solo a los elementos de raza inferior que aún existan, o quizá incluso imponérselos obligatoriamente. Y luego, por mí, que se queden días enteros, como erizos aplastados, en las principales arterias de tráfico berlinesas:…" (p. 370), las incoherencias de hoy en día (en cómo se organiza el trabajo, las tiendas, …), o la actuación de todos los políticos del momento, empezando por Merkel, a la que insulta constantemente, llamándola fondona y muchas cosas más. Pero también a todos los demás.- Cuando se encuentra en un hospital, todos son muy amables con él. Y muchos médicos van a contarle los destrozos en la Salud Pública… En el fondo, la gente le admira porque es capaz de decir lo que dice, sin inmutarse.-
La novela, desde mi punto de vista, no es fácil de leer. O, mejor dicho, ha de cogerte con un estado de humor bueno para que no se te haga "pesada", y para poder captar el fin que se propone el autor: hacer ver que el mal a veces se presenta como muy atractivo. Y que entre lo malo, siempre hay también cosas buenas. Si no se piensa, la gente en general se traga discursos casi inexplicables, pero que "suenan bien". Sin llegar al meollo del trasfondo xenófobo, crítico, cruel que entraña.-
Es verdad que su discurso a algunos personajes de la novela -los menos- les deja perplejos, pero se dejan imbuir por quienes ven en él una coherencia interna. Y sobre todo, su aparición en la televisión le da un índice de pantalla que nunca antes, con ningún otro cómico, habían tenido. Lo cual lo encarama a la fama.
Si no te coge de humor, el discurso se te hace largo e inaguantable, duro y te lleva a pensar que la gente actúa "idiotizada" por los medios. Pero, para otros lectores, el libro es absolutamente divertido.-
Reconozco que la novela es muy creativa. Aunque tal vez con un recurso fácil: trasponer en la actualidad a personajes históricos del pasado. Es ingeniosa, y muy crítica con los medios de comunicación, y la gente que se deja embaucar por la fama.-

Ayuda a situar a los personajes y hechos históricos un apéndice de notas a partir de la página 375…