Helen no puede dormir

Helen es detective privado y está en crisis. Crisis económica, laboral y de todo tipo. En estas circunstancias surge la posibilidad de investigar la desaparición de uno de los miembros de un grupo musical.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2013
528
9788401354199
Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

No he terminado la novela y es un fraude hacer un Comentario sólo sobre medio libro, pero reconocida la culpa allá va. Como apunta el título se trata de una novela psicológica y en este sentido está lograda. Helen, la detective protagonista, está neurótica y la obra sigue sus procesos mentales. Bien... para el que le guste. La prosa es tan intensa, la dialéctica tan abundante, que cansa. Sin embargo tiene sus valores. En primer lugar se mueve en el mundo de las mujeres, un mundo que en esta novela es real, interactúa con el resto y compite con el mundo de los hombres, con los mismos riesgos y los mismos problemas. Las relaciones de pareja frustradas o insatisfactorias, las tarjetas de crédito exhaustas, la hipoteca sin pagar, la vuelta a casa de papá y mamá, a los que no soporto pero son mi única opción, los hijos que son de otro, de otra, pero no propios. La acción se sitúa en Irlanda en plena crisis, y los irlandeses, después del espejismo de un milagro económico, la aceptan. Algo muy distinto a lo que ha ocurrido en España, donde la política ha logrado convencernos de que nos asisten todos los derechos, ni uno menos, y que si nos duele la cabeza la culpa es de los demás. En cuanto al guitarrista al que busca Helen ni idea, supongo que tampoco importa y que habrá entrado en un estanco a comprar tabaco. Una excusa para dejar actuar a Helen, ya que no puede dormir.