Hijo único

Escondido en un armario, con sus compañeros y su maestra, Zach, de seis años, oye disparos en los pasillos de su colegio. Un pistolero ha entrado en el edificio y, en cuestión de minutos, se habrá cobrado diecinueve vidas.
Tras el tiroteo, las familias y, lo que antes era una comunidad unida, quedan destrozadas. Cada una se enfrenta a la tragedia a su manera. El padre de Zach se ausenta. Su madre busca a la desesperada justicia. Y Zach se retira a su guarida supersecreta y se sumerge en una búsqueda al sentido de todo esto. Y será el que vuelva a llevar a los adultos a una manera de afrontar el tema mirando hacia adelante.
 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
310
978849139-235-4

Traducida por Celia Montolio.

Título original: Only Child

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Pipa

Primera novela, dramática, de esta escritora nueva, afincada en Nueva York.
Zach tiene seis años y asiste a su escuela, en primaria.
Un día se oyen ruidos de gritos y disparos. Su profesora, también asustada, pone en marcha el protocolo previsto, y mete en el armario a todos sus alumnos, instándoles a guardar silencio hasta que puedan salir del colegio. Apagó las luces y cerró las ventanas. Pronto les avisan que salgan ya. La policía ha llegado. Dirige a todos los niños a la iglesia que hay junto a la escuela. En el corto trayecto, Zach no puede evitar mirar y ver sangre, mucha sangre.
Cuando la madre va a buscarlo, cae en la cuenta de que su hermano Andy, de diez años, no se encuentra entre ellos.
Pronto se enteran de que ha sido una de las dieciocho víctimas mortales, entre ellos catorce niños, abatidos a tiros por el hijo del guarda de seguridad del colegio, un hombre querido y apreciado por todos.
Enseguida el entorno de Zach se ensombrece. Su madre entrará en shock del que saldrá solo para reclamar justicia de una manera desesperada. Su padre, con la sombra de una infidelidad, y sin saber bien cómo gestionar sus sentimientos, intenta refugiarse en el trabajo.
A pesar de la cercanía de sus familiares, Zach se encuentra solo. Ve cómo su mundo se derrumba y luchará hasta el final por reconducir a su familia a la ansiada felicidad.
Rhiannon Navin escribe una novela realista, cargada de emotividad, en cuanto que el protagonista es un niño de seis años que tiene razonamientos sencillos, simples, inteligentes, llenos de ingenuidad, pero de una claridad reveladora. Narrado en primera persona, Zach cuenta una historia dramática con su lenguaje y su visión de niño.
Es una novela bien escrita para ser la primera de su autora. Fácil de leer, capta nuestra atención desde el principio. Llama la atención la manera de afrontar un niño la muerte cruda, sin edulcorantes, aunque de manera más cultural y social, que religiosa.
La unidad familiar, la compasión y el perdón son valores a destacar. Y dan al conjunto el mérito de una historia positiva.
Te hace pensar en lo que somos capaces de hacer si nos falta el fundamento trascendente de la vida.
Gustará especialmente a los maestros y educadores. A los profesionales en torno a los niños. A quienes analicen fenómenos como la violencia en colegios y guarderías en zonas como EEUU y su repercusión social. ¿Qué se podría hacer para evitarlo? El tema de las armas en manos de personas poco equilibradas, etc… También se podría dejar a libre discusión la importancia de la religiosidad para superar estos graves sucesos.