Iacobus

Garcerán de Born es un monje de la orden de San Juan, enviado por Juan XXII a investigar las muertes de Clemente V, su antecesor y de Felipe IV de Francia. Todo después de la ejecución del gran maestre de la Orden de Malta, y su posterior disolución. Hasta aquí el lector puede entrar pero luego se convierte en una falsa peregrinación a Santiago de Compostela buscando los grandes tesoros escondidos por los Templarios. La avidez del Papa y de los eclesiásticos los convierte en fieras asesinas, sin un atisbo de bondad ni de fe ni de sentido cristiano. El monje Garcerán reniega de su orden, se enamora de una judía, etc. Todo previsible y más falso que judas, pero apoyado en el ritmo literario.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2010
420
Valoración CDL
1
Valoración Socios
1.666668
Average: 1.7 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

En principio puede parecer una interesante novela de aventuras, del Camino de Santiago, de investigación en el siglo XIII. En cuanto se comienza la lectura se ve que la autore deja en malísima posición al Papa, a los Templarios, a varias órdenes más, al propio protagonista que, como caballero de la Orden del Hospital de Jerusalen había hecho sus votos correspondientes, se amanceba con una bruja judía. Por otro lado ya tenía un hijo antes de entrar en esa orden caballeresca. La dureza, violencia, dureza de corazón con que quedan retratados el Papa, los templarios, etc. que no dudan en asesinar, robar perseguir y amenazar para conseguir los que la autora llama "tesoros templarios",  deja a todos esos personajes de la novela a un nivel desastroso. Las personas con poca formación, incluso las que creen que tienen alguna, pueden quedan "tocados" por las mentiras y super-exageraciones de esta obra. La terminé leyendo "en diagonal" para ver si mejoraba pero no fue así. Me parece una obra totalmente detestable y nada recomendable.