Imperios del mundo Atlántico

Durante siglos, españoles y británicos levantaron sus respectivos imperios coloniales en América sobre las ruinas de las civilizaciones que encontraron y destruyeron al llegar allí. En más de una ocasión los historiadores han comparado las experiencias. Sin embargo, este libro es el primero en el que se hace esa comparación de los imperios americanos de España y Gran Bretaña de una forma sistemática desde sus inicios hasta el final del dominio español en América a comienzos del siglo XIX.

El prestigioso historiador John H. Elliott identifica y explica tanto las similitudes como las diferencias que se dieron en el proceso colonizador, en el carácter de las sociedades coloniales, en los estilos distintivos del gobierno imperial, y en el desarrollo de los movimientos que condujeron a la independencia. Elliott explica cómo las estructuras políticas, económicas y sociales de la América española y de la británica acabaron pareciéndose a pesar de los rasgos que las separaban, y cómo todavía influyen en la América del siglo XXI.

Imperios del mundo atlántico es el relato definitivo de la épica colonización europea de las Américas. Con el estilo claro pero riguroso que caracteriza al autor, se abordan aquí los temas fundamentales del fenómeno de la colonización: el interés por los imperios, en boga en la época; el ángulo comparativo (el imperio británico y el español, América del Norte y América del Sur); el encuentro imperial y la resistencia local. En conjunto, un análisis experto en el que se combina la investigación en profundidad con una narración de lectura apasionante.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
830
Valoración CDL
4
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de aita

Extenso tratado comparativo entre el imperio español e inglés en América (1492-1830). Al ir realizándolo contemporáneamente se va descubriendo los avances de ambos procesos. La importante documentación y la doble formación cultural de Elliott le hace hacer un sólido trabajo de investigación. La comparación es clara: el esfuerzo español es construir una sociedad de nueva planta, de modo que con el tiempo fuera una parte de Castilla con todos sus derechos y deberes. Mientras que la motivación inglesa era la construcción de un país nuevo, sin indios, al modo de la sociedad de los perfectos. El servicio a la evangelización y a la cultura permitieron que hoy día millones de americanos pervivan y sean ciudadanos del mundo libre.Existen indígenas.