iRules

¿Qué lugar ocupa la tecnología en nuestra vida y en nuestro hogar? ¿Y en nuestras creencias y valores? ¿Cómo animar a los hijos a tomar sus decisiones, ante un mundo que resulta inconcebible sin mirar cada poco tiempo una pantalla?

«Cada cual —dice la autora— puede coger lo que necesite, yo soy solo una experta en lo que mi familia necesita y en lo que nos funciona bien. Te animo a que hagas lo mismo en tu casa. Conseguirás que la relación de tu familia con la tecnología goce de equilibrio, diálogo y éxito. (...) Mientras lees estas páginas recibirás sugerencias sobre el modo de establecer tus propias reglas: que se adapten a tu casa, a tu manera de educar y a tus necesidades. Te permitirán, a ti y a tu familia, establecer relaciones sanas con la tecnología, en casa y fuera de ella».

 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
296
978-84-321-4961
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de acabrero

Este es un libro que podríamos encuadrar en educación, autoayuda, pensamiento… Interesantísimo, ya que es un género, el del tratamiento de la tecnología, que es urgente, necesario para muchas familias que no saben cómo orientar a sus hijos. La presión social es imponente y las dudas en proporción a la presión. La autora de este libro es experta en educación en familia y ha trabajo este tema. El libro se enmarca en un comienzo verdaderamente significativo, lo que la autora llama “el contrato”. El contrato que se negocia entre los padres y el niño empeñado en tener un móvil consta de 18 puntos. El punto 1 es: Es mi teléfono. Lo he comprado yo, he sido yo quien lo ha pagado y te lo estoy dejando, ¿a que soy genial? Y el punto 2 dice: Yo siempre debo saber la contraseña. A partir de estas premisas se van desarrollando las premisas. Me parece de una gran utilidad. Está muy desarrollado y pensado el porqué de cada paso y creo que merece la pena para todas las familias con hijos menores de edad. Leer más...