James y el melocotón gigante

James es un niño huérfano que vive con dos tías muy severas que le hacen la vida imposible. Pero un día, un extraño personaje le regala un cucurucho de bolitas mágicas que hacen crecer sorprendentemente al viejo melocotonero del patio. Montado en un melocotón gigante, James inicia un viaje fascinante por el mundo entero...

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2004
248
2015
184
978-84-204-8319
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.666668
Average: 3.7 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de javierd

Resumen

 

James,
tras quedar huérfano, se va a vivir con sus dos tías que le desprecian, le
obligan a trabajar y le hacen la vida imposible al no permitirle relacionarse
con otros niños. Un día a James le regalan una pócima mágica que hará crecer un
melocotón hasta tamaños insospechados. En él James encontrará unos insólitos
compañeros de viaje con los que, a bordo del melocotón, cruzará el Océano
Atlántico y llegará a Nueva York, donde todos se harán ricos y famosos.

 

Valores

 

A
pesar de la soledad y el ambiente difícil que durante tantos años acompañó a
James, cabe destacar el gran compañerismo que muestra con todos sus compañeros
de viaje y el espíritu de superación que tiene ante las dificultades que van
apareciendo a lo largo de la travesía y que siempre consigue solucionar.

 

Destacan
como valores propios del protagonista su generosidad para con los niños y su
afán de tener muchos amigos.

 

Actividades creativas

 

Escribir
un diálogo entre Cenicienta y James, ya que las dos historias son similares
porque los dos están enclaustrados por sus familiares y más tarde class=GramE>descubren
la felicidad.

 

Escribir
una historia en la que los niños sean los protagonistas, realizando un viaje en
la fruta que más les guste, visitando los lugares más insospechados.

 

 

 

 Juanma
Valle

Javier de Pablo

Imagen de carricero

Me parece muy bueno en la línea del genial Dahl.