Jane Eyre

Jane Eyre es, sin duda, una historia de amor: una institutriz pobre acaba casándose con el aristócrata rico; sin embargo, representa al mismo tiempo la subversión total de la novela romántica. El tema central es precisamente la rebeldía, la lucha de una mujer por no doblegarse ante lo que le ofrece la vida.
La heroína, tras una desgraciada estancia en una institución de beneficencia, se convierte en la institutriz de una hija natural de Mr. Rochester. Ambos se enamoran y, cuando están a punto de casarse, la boda es interrumpida por consecuencia de una extraordinaria revelación.
 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
656
978-0-14-062325
2004
527

Primera edición inglesa, Londres, 1847.

2016
672
978-84-08-15448
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.6
Average: 3.6 (15 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

15 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Quisiera señalar, en esta novela, lo detalladamente que están trazados los rasgos de carácter de los personajes. Vale la pena observarlo. Ello hace de "Jane Eyre" una novela educativa. Cuando la autora señala la generosidad de uno o, por el contrario, la crueldad de otro, pone de relieve el bien y el mal, lo ejemplar y el modelo que no se debe seguir. No hay que menospreciar este tipo de novelas como instrumento para la educación; igual que hay que conviene señalar el efecto negativo que pueden producir en los lectores aquellos autores que prescinden en sus novelas del sentido moral.

Bronte plantea también el problema de la vocación matrimonial. Algo importante en un momento en el que tantos matrimonios fracasan. A St. John Rivers le atrae la bella señorita Olivier y todos le animan para que la corteje; sin embargo él tiene claro que la atracción es sólo física y que los objetivos en la vida de los dos son muy diferentes. Tiene claro lo que supondría un matrimonio entre ambos: "Un año de pasión y el resto de verguenza". El clérigo anglicano encuentra más afinidad de carácter con Jane Eyre y la propone que comportan una vida de entrega. Ella se niega. Está dispuesta a hacer todos los sacrificios que Rivers la pida, pero nó a casarse con él. Ni el joven la ama, ni ella le ama a él, y le parece una indignidad plantear un matrimonio por razones prácticas o de conveniencia.

Vale la pena leer una novela que nos ayuda a profundizar en el concepto del amor matrimonial.

Imagen de enc

Invito al lector a realizar una comparación entre Jane Eyre (1847) y cierta novelística del siglo XX, por ejemplo Ulises de James Joyce (1922). Para Charlotte Bronte la imaginación y el estilo son instrumentos que nos acercan a una historia y a unos personajes; a través de ellos trata de pulsar los sentimientos del lector y obtener su simpatía. Por el contrario, en alguna novelística posterior, el relato, los personajes e incluso el lector son elementos accesorios; todo se centra en el culto al autor, su imaginación y estilo. El lector puede pasar del desconcierto al aburrimiento con algunos momentos de admiración. Jane Eyre es una novela popular que enlaza con Dickens y el cuento europeo. En la novela encontramos huérfanos -imprescindibles en este tipo de relatos-, personajes buenos y malos fáciles de identificar, aventuras, sorpresas y un final feliz. Los protagonistas no ocultan sus valores humanos y cristianos -por ejemplo el cumplimiento del deber- y acuden a Dios en sus necesidades. Por eso la novela cumple una función pedagógica. Sus personajes están bien dibujados y rodeados de un hermoso paisaje. Jane Eyre es una novela de antes de la televisión; podemos imaginar a sus lectores al lado del fuego o leyendo en voz alta para el resto de la familia; necesita mantener viva la atención del lector y no puede permitirse el lujo de aburrirle. La conclusión es que la novela popular y cierta literatura moderna no son magnitudes comparables, tienen muy poco en común.

Imagen de ariadna

La vida de las hermanas Brontë sí que es una novela. Eran cinco chicas y un chico, hijos de un pastor anglicano de Yorkshire (Inglaterra). Huérfanos de madre desde muy niños, las hermanas mayores se hicieron cargo de los pequeños. Internadas tres de ellas en un orfanato, dos murieron de tuberculosis. Las tres restantes, solteras- Emily, Charlotte y Anne-, escribieron varias novelas mezcla de realismo, romanticismo y terror gótico.

"Jane Eyre" es una estupenda novela que relata la vida de una joven huérfana. Las escenas iniciales en el orfanato son impresionantes. Después, como institutriz, se ve introducida en una extraña aventura, y descubrirá el amor con un hombre atractivo y extraño.

La joven Jane Eyre es un ejemplo de fortaleza y respeto a sí misma.Choca con un mundo hostil para una mujer sola, culta y pobre, pero defiende sus valores-quizá demasiado puruitanos-, con denuedo. El lector se identifica fácilmente con una heroína tan valerosa, y sufre y goza con ella.

Imagen de Amiel

Es la mejor novela de Charlotte Bronte y también la mejor novela de las hermanas Bronte. Llamará especialmente la atención a todo aquél lector al que le guste ver la superación del ser humano ante las dificultades de la vida, sobre todo la superación de la mujer.

Jane Eyre, huérfana, sobrevivirá en casa de una malvada tía, luego en un lúgubre internado y más tarde como institutriz en una gran mansión donde tendrá que enfrentarse a lo más arduo que ha conocido en su vida.
Yo la recomiendo encarecidamente esta novela, hizo las delicias en mi adolescencia. Un 9/10