Juego de patriotas

El ULA, grupo terrorista irlandés escindido del IRA (PIRA en la novela), realiza un atentado en Londres contra el Príncipe de Gales. El turista norteamericano John Patrick Ryan, historiador y antiguo teniente de la Infantería de Marina de los Estados Unidos, interviene para impedirlo. Desde entonces estará en el punto de mira de la banda.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2003
0
Valoración CDL
3
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Lectura de entretenimiento para cuando no se tiene otra cosa. Forma parte del sistema americano de fabricar best-sellers. Acción y poco más (es de agradecer que no incluya sexo). Hoy no sería políticamente correcto escribir una novela en la que triunfan la CIA, el FBI y el MI5 contra un grupo terrorista. Después de Afganistán e Irak las cosas han cambiado demasiado, pero en los años ochenta y olvidándose de Vietnam todavía podía pensarse en ello. La novela es un poco dispersa en cuanto se sitúa a ambos lados del Atlántico e incluso hace referencia a los campos de entrenamiento terroristas en Libia. Eran viejos y buenos tiempos; ahora las cosas están un poco más complicadas. La tesis de que se puede eliminar secretamente a los terroristas que operan en cualquier parte del mundo, de algún modo nos lleva a pensar en el famoso “limbo jurídico” de Guantánamo y en las cárceles de la CIA. Volviendo a la dispersión de la novela viene a la cabeza como en el siglo XIX algunos novelistas como Dickens o Dumas eran capaces de escribir novelas por entregas, de superior extensión que las actuales y sin embargo dotarlas de una mayor unidad interna y un superior tratamiento psicológico de los personajes.