Justicia ciega

Durante una generación, las novelas de Anne Perry han invitado a los lectores a explorar el corazón del Londres victoriano, donde grandes fortunas conviven con grandes maldades y grandes hombres a veces toman decisiones desacertadas. En esta nueva entrega, Hester Monk, la esposa de William Monk, inspector de la Policia Fluvial del Támesis, cuestiona las finanzas de una iglesia de Londres en la que, al parecer, los donativos de los feligreses han terminado en los bolsillos del carismático predicador Abel Taft, para pagar su magnífica casa y los elegantes vestidos de su esposa y sus hijas.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2015
376
978-84-9070-09
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de polvorista

Comienza con un suceso aparentemente simple para llegar, a través de la investigación policial, a algo de mayor entidad. Con unos personajes sencillos bien presentados en el ambiente del Londres victoriano, a los que se atribuyen marcados sentimientos que procuran no exteriorizar, quizá se eche en falta una actuación más pasional. Sin añadir nada nuevo a la temática y al esquema trazado en todas las novelas de la serie, en esta ocasión será la supuesta estafa de un predicador a los feligreses de su Iglesia Inconformista lo que motiva cuestiones judiciales, morales