La aldea perdida

A través de seis o siete personajes, y saltando de uno a otro, entrelazando sus historias, el autor va pintando un cuadro costumbrista que rinde homenaje a la aldea donde Palacio Valdés vivió su infancia.
La relativa placidez de la vida rústica se ve alterada por la llegada de la minería y de los mineros. Ellos ponen fin a ese mundo de la infancia del novelista.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2007
264
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: