La conversión

Leonardo Mondadori, presidente del gigante editorial que lleva su apellido y el periodista Vittorio Messori, especialista en temas vaticanos, entablan un diálogo sincero y libre sobre algo que los une íntimamente: su conversión tardía a la fe católica. El primero, culto, refinado, acostumbrado a vivir según las normas de la burguesía milanesa, abrazó el catolicismo ortodoxo a principios de los noventa; el segundo, educado en el más estricto laicismo, llegó a un catolicismo comprometido en plena madurez: a través de la conversación de estos dos hombres sensibles e inteligentes se van desgranando los grandes temas del catolicismo: el sentido de la vida, la felicidad, los sacramentos, la vida eterna. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2004
144
9788425338748

Subtítulo: Una historia personal

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.875
Average: 3.9 (8 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

8 valoraciones

Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de enc

No sé si Messori es cargante o no, supongo que esa es una apreciación personal, pero creo que es evidente el respeto con el que trata a su personaje. No trata de hacerle decir nada que Mondadori no quiera decir. Pienso que éso se nota y que hubiera sido muy fácil tratarle como un maestro a su discípulo, de cristiano viejo a converso. Hay que tener en cuenta que cuando Messori entrevista a L. Mondadori ya había entrevistado a Juan Pablo II, al Cardenal Ratzinguer y a otras personalidades católicas. Quizás se nota el respeto en la distancia que quiere establecer con el entrevistado, y éso es honradez intelectual. De Mondadori hay que destacar cómo sabe hacer compatibles su posición social y una cierta humildad, y también su deseo de "convencer al mundo" con sus palabras y en base a su propia experiencia, algo que es imposible y que nos recuerda a los intentos de André Frossard. La conclusión es que sin la gracia de Dios que atrae no hay conversión posible, por muchas palabras que se digan.

Imagen de acabrero

A mi me parece un libro muy recomendable y muy interesante. No estoy de acuerdo en que sea un libro pesado. El estilo periodístico de Messori creo que es ágil y permite una lectura fácil. El tema que trata me parece sencillamente atípico. Que un personaje de la vida pública, un empresario muy conocido, dé a conocer su conversión al catolicismo, con todo lujo de detalles, me parece que es algo que necesita la sociedad actual. Conversiones hay, y muchas. Conversiones de personajes públicos, no tantas. Y alguien que tenga la valentía de narrar todos sus sentimientos y certezas después de unos años de práctica religiosa, me parece todavía más sorprendente. Algunos piensan que la aportación al libro que hace Messori, como periodista, es un poco pesada. Aparece demasiado él, quizá. Pero salvando esto, creo que el libro se lee con gusto, y que es muy esclarecedor para mucha gente que puede andar un poco "a medias" en cuestiones de práctica religiosa. Además es muy breve.

Imagen de senzala

Un libro en el que la vida y la conversión del personaje (muy interesante) no cuaja en un libro logrado: el estilo de Messori es como poco cargante. Una lástima, porque Mondadori es un gran ejemplo y puede servir de mucha ayuda a personas desorientadas.

Imagen de cdl

Leonardo Mondadori es presidente del principal grupo editorial italiano. En un libro titulado Conversione. Una storia personale, publicado por su propia editorial, la famosa Editrice Mondadori, cuenta su extraordinaria experiencia religiosa: de ateo sin remedio a creyente que ha decidido vivir en castidad. Su testimonio público de fe católica ha revolucionado el ambiente laico de la cultura italiana. Otro converso, Vittorio Messori, ha sido su interlocutor en un libro-entrevista que se ha convertido en un best-seller en Italia.

No es frecuente que una figura de la jet society hable en público de cuestiones espirituales. Menos aún, que cuente su conversión. Pero lo que más ha sorprendido es que detrás de todo no haya ningún episodio extraordinario, sino un largo y pacífico proceso que le ha hecho redescubrir, con la fe, los sacramentos, la oración, la dirección espiritual, la castidad... Todo ello a los 55 años y después de muchas peripecias personales a lo largo de su vida.

El cambio empezó en 1992 y se inició cuando su empresa se disponía a publicar Camino, en el año de la beatificación de su autor, Josemaría Escrivá de Balaguer. Con este motivo entró en contacto con algunos miembros del Opus Dei, y poco a poco se produjo su conversión. Ahora, diez años después, ha decidido que valía la pena dar a conocer a otros ese itinerario suyo personal. Al principio, pensaba hacerlo mediante un ensayo que diera respuesta a las objeciones más frecuentes que las personas de su ambiente suelen poner a la fe. Pero cuando envió el borrador del libro a Vittorio Messori, para pedirle su parecer, el escritor le sugirió que lo mejor era que simplemente contara su experiencia. "Como dice Evagrio Pontico -un monje del siglo IV-, a una teoría se le puede contraponer otra teoría, pero ¿quién puede contradecir a una vida?". Y así surgió el libro Conversione. Una storia personale, firmado por ambos.

Una de las cosas que más llama la atención del libro, en el que Messori hace de cronista, intercalando también su propia experiencia personal de converso, es precisamente la fuerza de la experiencia vivida. Algo que se hace particularmente evidente cuando Mondadori habla del divorcio y de su vida de divorciado, y subraya sin empacho la sabiduría de la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio, "y lo hago basándome en lo que he padecido y he hecho padecer".