La destrucción de Gandhi

Historia de la India independiente, desde 1947 a 1983. La tesis del autor es la de que en la India no queda nada del mensaje de Gandhi. El lider hindú había predicado la no violencia, la pobreza voluntaria o la renuncia a la sexualidad. A partir de la independencia India se dividió en dos Estados distintos, India y Pakistán, que inmediatamente se enfrentaron, llegando a fabricar su propio armamento nuclear. Los gobiernos indios, de ideología socialista, lucharon por industrializar el país y combatieron la superpoblación con campañas de esterilización voluntaria y, en ocasiones. forzosa. Nada que ver, por lo tanto, con la no violencia, la pobreza voluntaria o la renuncia a la sexualidad.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1983
222
84-7178-574-9
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de enc

El libro tiene cierto interés y alguna actualidad. Gandhi dió a su mensaje una triple dimensión: moral, social y política. Es un error reducirlo a esta última. En su lucha para obtener la independencia de la India, Gandhi tuvo que enfrentarse a la potencia colonial británica; en una situación tan desigual elaboró su doctrina de la desobediencia civil no violenta. Ello no quiere decir que la no violencia se pueda aplicar a todas las situaciones de conflicto. En cuanto a la renuncia a la sexualidad o a los bienes de consumo es evidente que se trata de una opción individual más que social. Todavía hoy la desobediencia civil puede emplearse en situaciones de flagrante injusticia, como es el caso de las leyes que promueven y facilitan el aborto; por ejemplo mediante sentadas públicas. Ha habido gente que ha descontado una cantidad de su declaración de la renta para no colaborar con la financiación pública del aborto. Se trata, en todo caso, de una opción individual.

El autor dedica la mayor parte del libro a narrar los enfrentamientos bélicos entre India y Pakistán. Como consecuencia del último de ellos nació un tercer Estado: Bangladesh, antiguo Pakistán Oriental. Gandhi se había opuesto a la partición de la India en base al hecho diferencial religioso. "Vais a poner un enemigo- advirtió- delante de vuestra puerta"; una vez que la partición fue una realidad dijo: "Mirad en vuestros corazones porque la particición está ahí". Efectivamente el odio, el egoismo o la envidia están en la base de las tendencias secesionistas. Un año más tarde Gandhi fue asesinado por un nacionalista hindú contrario a la partición; la tercera presidenta del país, Indira Gandhi, fue asesinada en 1984 por nacionalistas sijs, minoría independentista del norte de India, y su hijo, Rajiv Gandhi, que la sucedió en la Presidencia, fue muerto en atentado por una nacionalista tamil, esta vez en el sur de la India. El nacionalismo obedece a los instintos políticos más bajos y es peligroso. La India es un Estado Federal, pero el federalismo, por si mismo, no es suficiente para erradicar las pulsiones violentas de los hombres.

Al final de su vida Gandhi quiso disolver el Partido del Congreso al que él mismo pertenecía, y transformarlo en un movimiento para la búsqueda interior, algo que sus seguidores, obsesionados por la política, ni entendieron ni toleraron.