La liga de los pelirrojos

Wilson, un prestamista pelirrojo, acude a Sherlock Holmes y a Watson para resolver el misterio de la súbita disolución de la «Liga de los pelirrojos», de la que él había sido miembro. El detective londinense no tarda en averiguar que tras esta disolución se encuentra uno de los delincuentes más peligrosos del mundo.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2013
56
978846784238

Ilustraciones de Iban Barrenetxea.

Traducción de Juan Manuel Ibeas

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Comentarios

Imagen de amd

Novela policiaca, en la que el famoso detective Sherlock Holmes con la ayuda del doctor Watson consigue resolver un nuevo y misterioso caso. Se trata de un relato breve que gira en torno a la extraña “liga de los pelirrojos”: en esta excéntrica institución, se ha producido una vacante que da derecho a percibir un salario de cuatro libras a la semana solo por copiar algunos artículos de la "Enciclopedia Británica". 
Como es habitual en este tipo de investigaciones, destaca la sagacidad, el ingenio y la capacidad de observación del detective para llegar hasta el fondo del enigma. El análisis exhaustivo y pormenorizado de los más pequeños detalles ha convertido a Sherlock Holmes en uno de los detectives literarios más célebres de todos los tiempos.  Este personaje apareció por primera vez en la novela "Estudio en escarlata" de 1886, y se convirtió junto a Watson en el protagonista de más de sesenta obras publicadas de forma periódica en los años sucesivos.  Según la crítica, esta curiosa pareja fue creada por A. Conan Doyle tomando como inspiración el modelo de don Quijote y Sancho Panza (que tantos novelistas han utilizado),  recreados aquí en un brillantísimo detective y su inseparable amigo, el doctor Watson, médico fiel y leal que le acompaña en todas sus aventuras y las pone por escrito.

En esta cuidada edición, destacan las ilustraciones de Iban Barrenetxea que aportan información muy interesante y divertida sobre el argumento y los personajes. Asimismo, la trama que se plantea es sumamente original y está presentada con la maestría que caracteriza a este famoso novelista. Tanto por la intriga como por la extensión del relato, es una obra muy recomendable para el público juvenil que se puede iniciar en este tipo de lecturas y en el conocimiento de un autor clásico de la literatura universal.