La marcha Radetzky

A través del ejemplo de la familia Trotta, vinculada al emperador Francisco José de manera casi legendaria, Joseph Roth describe la decadencia austrohúngara y las condiciones sociales de su país, en el siglo XVIII. La novela narra la historia de tres generaciones: el fundador de la dinastía salva la vida al joven emperador durante la batalla de Solferino, su hijo se convierte en fiel servidor y funcionario del monarca y el nieto hará carrera en el ejército, abrumado por el peso de su apellido.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1994
352
2011
352
978-84-350-1891

Colección: Pocket

Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.375
Average: 3.4 (8 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

Comentarios

Imagen de Peregrino

Una obra maestra. Aúna una gran profundidad de pensamiento con una calidad en la construcción formal exquísita. A pesar de que los acontecimientos que narra en su mayoría son duros, lo hace de tal forma que engancha al lector y le provoca una mirada dulce sobre la familia protagonista. 

Imagen de mikolaj

La marcha Radetzky
Józef Roth. Wydawn. Literackie. Kraków 1995

Declive del imperio austro-húngaro narrado en la figura del alférez Karol Jozef Trotta. Su abuelo –campesino de Sipolje en Eslovenia- salvó la vida del emperador Franciszek Jozef en la batalla de Solferino. Su padre es alcalde de una provincia austriaca. Estaba predestinado a ser militar a pesar suyo: primero cadete, luego dragón de caballería y finalmente jefe de pelotón de tiradores destinado junto a la frontera rusa. Vida castrense en tiempos de paz, con sus casinos, burdeles, duelos y dramas. La gran guerra y la revolución socialista se ven venir y con ellos el fin de una época. Las cartas y diálogos entre padre e hijo son fabulosos. Se lee con fruición.

Imagen de tajamata

Roth apocaliptico,narra en la persona de un padre y su hijo,pertenecientes al viejo y nuevo orden incipiente,la historia de un derrumbe social,moral y personal,que el autor vivió en sus contemporaneos y en el mismo.
Es un libro profundo,bien escrito en el que se contraponen la figura del padre "prusiano",organizado,celoso del orden establecido y anclado en una fe en la monarquia y en un Dios heredado de sus mayores;pero ,como ocurre en tantas épocas de crisis,su fé está vacia,y cuando las cosas se ponen cuesta arriba pierde todos sus referentes,porque realmente no creia en nada. El hijo es mas llano,con unas capacidades muy limitadas,abocado a ser soldado sin quererlo y su drama es el desarraigo total:él ni siquiera tiene la fé heredada, es una marioneta de las situaciones,es debil y se deja vencer por el alcohol,las aventuras romànticas y el juego, siendo empujado a un derrumbe moral y un vacio existencial que se palpaba desde el principio de la novela.
Perdida de la fé en un Dios que sustenta a una sociedad y la sustitución del mismo por el ídolo del nacionalismo(¿a que me suena esto?); un mundo deprimente en el que no merece la pena vivir,segun palabras de los actores protagonistas,con un paralelismo impresionante con la sociedad actual.
Libro interesante,con moraleja:si no crees en nada,nada merece la pena.