La montaña y el arte

Tras una prolija carrera profesional y vital dedicada a la geografía y a la montaña, Eduardo Martínez de Pisón aborda en estas páginas el reto de reivindicar el valor no solo estético, sino también cultural de la montaña. Fruto de numerosos viajes, cientos de lecturas y meditaciones de caminante solitario, este libro tan personal rescata las imágenes, sentidas y verdaderas de un magnífico paisaje, que infinidad de artistas (pintores, músicos y escritores sobresalientes en la historia del arte) han sido capaces de reproducir con sus obras a partir de su contacto con la montaña. Para este veterano geógrafo, montañero y ensayista, el arte del paisaje y la montaña es parte de la exploración geográfica: la montaña es un todo geográfico y cultural, donde su vertiente artística es especialmente reveladora y maravillosa.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
616
978841624796
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Extenso y completo estudio, en el que el geógrafo y ensayista Eduardo Martínez de Pisón recopila y analiza infinidad de obras artísticas de diversa índole, que tienen su inspiración en la geografía de la montaña. El autor –maestro de geógrafos, montañeros, alpinistas y pirineístas- ofrece un hermoso e insustituible panorama de la montaña nacido del mundo cultural. Como afirma el propio autor, ha querido “recoger y compartir la otra belleza de las montañas, hablar de la belleza de las montañas devuelta por los hombres, de su reflejo en la sensibilidad humana, de la obra que depende de saber ver, de la capacidad y del gusto de los sentidos y de la maestría para lograrlo mediante la aplicación de las artes” (p. 547).

Con el subtítulo “Miradas desde la pintura, la música y la literatura”, la obra se divide en dos grandes partes. En la primera parte se presentan “las montañas escritas, pintadas y sonoras”: el Mont Blanc  y los Alpes, el Everest y el Himalaya, los Pirineos o la Sierra de Guadarrama, que durante siglos han llamado la atención de generaciones de artistas. Magníficos pintores (como Patinir, Caspar Wolf, Turner, Caspar D. Friedrich, Samivel, Schrader, Whymper, Martín Rico o Carlos de Haes), y grandes músicos como Schubert, Liszt, Wagner, Richard Strauss o Guridi, las han representado en sus obras desde su interpretación personal.

En la segunda parte, titulada “El arte de la palabra” y desde una perspectiva literaria, Martínez de Pisón revisa las obras de grandes autores de la literatura universal, mostrando valiosos ejemplos como la “Divina Comedia” de Dante, la montaña en la poesía de Petrarca o la “Subida del Monte Carmelo” de San Juan de la Cruz. A estos se unen novelas y poemas de muy diversos autores como Goethe, Victor Hugo, George Sand, Senancour, Galdós, Unamuno, Pereda, Cela y un largo etcétera.  Todos ellos, fascinados por la belleza de las montañas, la han devuelto con creces mediante sus obras, reflejo de su sensibilidad, su capacidad y gusto, producto de su maestría para lograr transmitir esa belleza mediante la aplicación de su arte. Baste un ejemplo de Unamuno para comprender la trascendencia de sus aportaciones: "El cuerpo se limpia y restaura con el aire sutil de aquellas alturas..., pero también el alma se limpia y restaura con el silencio de las cumbres" (p. 513).