La niña que quería pasear perros (pequeños)

"No sé leer. Ni escribir. Bueno, un poco. La señorita Asun, mis padres y mis hermanos dicen que ya aprenderé, pero nadie me lee nada, ni un cuento. Siempre dicen que no tienen tiempo. También quiero un perro y no me dejan. Pero una amiga ha tenido una idea brillante: ¿y si me hago paseadora de perros? Eso sí, como solo tengo seis años, tendrán que ser pequeños...".

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
80
978-84-9142-090

Colección Calcetín

Ilustraciones de Óscar T. Pérez

 

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Relato infantil para primeros lectores sobre las mascotas y la responsabilidad que conlleva tenerlas en casa. La protagonista es Ana, que solo tiene seis años y está en 1º de Primaria; está aprendiendo a leer y a escribir, y por eso le gustaría que alguien de su familia le leyera cuentos: este es su primer gran deseo. Tiene tres hermanos mayores, pero tanto ellos como sus padres nunca tienen tiempo para leerle cuentos.

Su segundo gran deseo es tener un perro, se lo ha pedido a los Reyes Magos, pero solamente le han traído un perrito de peluche, llamado Lolo. Hasta que su amiga Penélope tiene una gran idea: Ana se anunciará como paseadora de perros (pequeños) gratis. Por fin, un día, una vecina mayor le pide ayuda y ve cumplido su deseo, pero la experiencia de tratar con animales vivos no es tan satisfactoria como pensaba la niña: los seres vivos necesitan muchos cuidados y suponen una gran responsabilidad en casa y en la calle.

El relato es sencillo, lineal y está bien escrito para la edad de los lectores a los que va dirigido. En él, además de los textos, destacan las preciosas ilustraciones de Óscar T. Pérez, muy bien delineadas, limpias, tiernas y divertidas, con vivos colores, que agradarán a los pequeños lectores. Tanto por los temas tratados (como la importancia de la lectura, la responsabilidad en el cuidado de las mascotas o el valor de la amistad) como por las ilustraciones, se considera una obra muy recomendable.