La Segunda República

Esta breve narración novelada en torno al segundo intento republicano se lee con amable facilidad, seguramente porque está muy bien escrita.

Me parece que puede ser útil para dos fines:

  • De una parte, como delicia nostálgica para sus simpatizantes —los de la república— al acariciar el entorno, las fechas, los lugares en los que se gestó.
     
  • Para los desconocedores de ese periodo histórico puede cumplir un papel divulgativo, facilitado con la amabilidad propia del género de la novela histórica.

Personalmente, además de participar de algún modo de las dos percepciones citadas, me ha invitado también a intuir la frívola ligereza con la que se han instaurado muchas veces los grandes cambios sociales y políticos.

Unos meses antes del 14 de abril de 1931 conspirar contra la monarquía era un delito de alta traición que le costó la vida a Galán y a García Hernández. Con este hecho, vivido en Jaca, principia Olaizola su narración. Inserta allí a un personaje del que describe toda su vida hasta la instauración republicana. Y lo hace con ligereza, con amenidad, a base de construir su supuesta amistad con Pío Baroja, su trabajo como confidente de Emilio Mola, su trato con los padres de la Segunda República española.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1996
259
84-239-9704-9
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: