Leyendas

Aunque la obra poética de Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870), a pesar de su brevedad, bastaría para asegurar la inmortalidad al más grande escritor del romanticismo español, la prosa de sus Leyendas, recopiladas en forma de libro después de su muerte, resulta indispensable para completar la valoración del conjunto de su obra. En la presente edición, preparada con pulcritud y rigor extraordinarios, Jesús Rubio Jiménez ofrece al lector actual las claves para un nuevo disfrute de estas piezas clásicas desvelando su artificio, a menudo inadvertido, al tiempo que proporciona al maestro y al estudiante, si es el caso, el material óptimo para el conocimiento del autor y de la obra.

Reseña del editor

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2005
336
2005
0
2005
0
2005
0
2012
472
978-84-206-0854
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.6
Average: 3.6 (5 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

5 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Alambique

He Vuelto a releer este libro, ya leído por priemra vez, en los tiempos de estudiante, (y entonces no lo sacabas todo el jugo), y me gustado mucho, ya sabeis queson relatos misteriosos algunos con aires de terror, otros no tanto, pero muy recomendable para iniciarse en la lectura, además he manejado, el libro de la editorial Gaviota, al que he de poner alguna pega, impreso en papel algo satinado, has de jugar con los brillos, por lo demás bien.

Imagen de wonderland

Hay muchos alicientes en la lectura de las Leyendas de Bécquer. Se encuentran, por un lado, desde clásicos cuentos de misterio y terror hasta inquietantes cuentos de hadas; relatos enraizados en nuestra historia junto a otros inspirados en culturas exóticas. Las Leyendas nos ofrecen una especie de viaje al pasado; Bécquer recrea con veneración el colorido de múltiples ambientes históricos, abandonando la detallada reconstrucción, que a veces resulta pesada, y sin interrumpir en absoluto el ritmo de la narración. Los relatos de Bécquer hicieron pasar un buen rato a los lectores de su época y siguen entreteniendo a los lectores de hoy.