Los Buscadores de Libros II. El código indescifrable

Emily y James están sobre alerta: el profesor Quisling anda metido en algo muy misterioso. Primero encuentran una nota codificada perdida por accidente. Después, siguen un reguero de enigmas escondidos en libros. Y lo más sospechoso de todo es que cada uno de ellos desata un incendio intencionado. 

Nada les gusta más que los misterios, los códigos... y los libros. A medida que los jóvenes investigadores indagan, averiguan que la causa de todo reside en un enigma legendario: el código indescifrable. Pero, ¿qué relación tiene con los incendios? La cuenta atrás corre mientras los fuegos se multiplican.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
384
978-84-08-18253

Traducción de Liwayway Alonso

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Novela juvenil de aventuras y misterio, el segundo libro de la serie “Los buscadores de libros”, con el que la autora ha conseguido una gran acogida entre los lectores. La acción se desarrolla en San Francisco en la época actual, y los protagonistas siguen siendo Emily, James y Matthew, que en esta ocasión deben desentrañar el enigma del código indescifrable.

Con respecto a la trama, el hilo argumental sigue varias líneas de desarrollo: por una parte, la acción se centra en las pesquisas de los tres protagonistas sobre un mensaje codificado que nadie ha podido descifrar; por otra parte, continúa el juego de los “buscadores de libros”, en el que se suceden una serie de incendios provocados que causan grave peligro y cuantiosos daños. Como afirma la autora en una nota final, aunque se trata de una novela de ficción, sin embargo, aparecen numerosos acontecimientos y personajes históricos: como las alusiones a Mark Twain y Tom Sawyer, el hallazgo del barco Niantic en la bahía de San Francisco, la fiebre del oro en torno a 1860 y la avalancha de emigrantes (entre ellos, muchos procedentes de China) que fueron atraídos por el oro y los grandes tesoros. Así, aunque la leyenda del código indescifrable es pura ficción, los datos históricos de diversa índole resultan muy interesantes para conocer los pormenores de la historia de los Estados Unidos.

Con un estilo ágil, ameno y entretenido, lleno de acertijos y de mensajes cifrados, la novela propone además otros temas interesantes: las relaciones familiares, el cariño hacia los padres y los hermanos, el valor de la amistad, la importancia de mantener las tradiciones culturales, así como el papel fundamental del colegio en la formación de los jóvenes para potenciar el trabajo, la creatividad y el ingenio: “Cualquier cosa a la que nos dediquemos con pasión e inquietud tiene un poder curativo y transformador” (p. 133). Además, en esta obra como en la anterior, todo ello va unido al interés por los libros y las librerías, que pueden despertar en los lectores una mayor atracción por estos lugares, sus obras y sus actividades