Manzanas robadas

Miguel d'Ors (Santiago de Compostela, 1946) fue profesor de Literatura Española en la Universidad de Navarra y en la Universidad de Granada. Ha publicado trece libros de poemas: Del amor, del olvido (1972), Ciego en Granada (1975), Codex 3 (1981), Chronica (1982), Es cielo y es azul (1984), Curso Superior de Ignorancia (1987, Premio Nacional de la Crítica; 2ª ed., 1987), Canciones, oraciones, panfletos, impoemas, epigramas y ripios, o Cajón de sastre donde hallará todo cuanto deseare el lector amigo, y el no tanto sobradas razones para seguir en sus trece (1990, edición no venal), La música extremada (1991), La imagen de su cara (1994), Hacia otra luz más pura (1999; 2ª ed., 2003), Sol de noviembre (2005), Sociedad limitada (2010) y Átomos y galaxias (2013).

Se han editado tres antologías de su obra poética: Punto y aparte (1966-1990) (1992; 2ª ed., 1995), 2001 (Poesías escogidas), con prólogo de Enrique García-Máiquez (2001) y El misterio de la felicidad, edición, selección y prólogo de Ana Eire (2009). Ha traducido a Giovanni Pascoli (25 poemas, 1995). También ha publicado trabajos de Filología y Crítica Literaria y un diario literario: Virutas de taller (2007; 2ª ed., 2008), Más virutas de taller (2010) y Todavía más virutas de taller (2015).

Último poemario de Miguel D'Ors, escrito casi como un diario, a modo de relato de sucesos cotidianos y de recuerdos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
75
978-84-16981-35

Número 160 de la colección Calle del Aire, de Renacimiento, muy bien editado.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

3
3
Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

Al hilo de sucesos cotidianos y de recuerdos, los poemas de este libro son como pequeñas historias, un canto a la naturaleza, sobre todo a lugares concretos de Galicia, con cierta nostalgia agradecida del pasado y toques de ironía sobre la realidad social imperante e incluso sobre la condición de poeta. Ritmo muy trabajado, riqueza de imágenes, poesía clara y muy humana, en la que se descubre la belleza y la grandeza de lo cotidiano.