Martes con mi viejo profesor

Es una historia real, relatada de forma sencilla. Narra la historia y vida de un profesor catedrático de la Universidad de Brandeis(Massachussets), Morri, al cual la muerte le ronda cercanamente debido a la enfermedad que padece, la ELA, enfermedad la cual afecta a los huesos del cuerpo humano y que va, poco a poco, debilitando al enfermo que la padece, hasta causarle la muerte.
Un viejo alumno, Mitch, tras enterarse de la enfermedad que padece su viejo profesor decide visitarle. Tras años sin tener noticias de él, sus reuniones, martes tras martes, serán varias, y los temas que trataran en dichas reuniones serán de gran interés y variados, todos ellos relacionados con la vida y la muerte, lo que hace que los lectores adquiramos una gran sabiduría sobre temas que, actualmente y a nivel coloquial, no son tratados.
Todas aquellas reuniones o como bien clasifica el autor "clases magistrales" se alargaran hasta la muerte del viejo profesor.
Es un libro lleno de sabiduría, buen hacer, y, sobre todo, gran corazón.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
216
1998
216
2010
224
978-84-92695-88
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.470588
Average: 3.5 (17 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

17 valoraciones

4
3
3
3
3
Género: 

Comentarios

Imagen de Maria20

Me gustó bastante el libro, pues esta basado en hechos reales. Me gustó como el autor que fue alumno del profesor Morries, va relatando la historia; las clases que impartía el profesor cada martes en su casa y desde su cama han sido impresionantes y como ha ido tocando cada punto importante de la vida en esta sociedad. Engaña...para mi ha sido un libro estupendo del que he aprendido muchisimo y se lo rcomiendo a todo el mundo. ANIMO!

Imagen de erf

Si, en el libro el amor hace vivir a uno y mantiene vivos a los que nos rodean. Enseña a vivir de un modo humano en una sociedad muy materializada, pero el libro, según va avanzando -para los que creen en algo trascendente, espiritual y que da razón al existir del hombre, tenemos la sensación de asfixia, porque el libro nos deja aquí encerrados, y no todo se queda aquí, yo necesito una ventana a la trascendencia para respirar con los dos pulmones. En este libro, el "más allá" es una pequeña rendija que no deja respirar con libertad, le falta aire.

Imagen de cdl

(Blanca GM) Aunque hay muchas cosas que me llamaran la atención en este libro,voy a nombrar dos que me parecen las mas signigficativas:
1) Es cuando Morrie le dice a Mitch que si se aprende a morir se aprende a vivir.
2) Hay un momento en el libro ( alrededor de la página 100) en el que Morrie le dice que a Mitch que nunca se ha considerado de una religión determinada, mas bien se considera ecléctico, pero unas ochenta hojas mas adelante ( cuando ya esta casi al final de la enfermedad) reconoce que habla con Dios, Esto me da que pensar y creo que todo el mundo, o la mayoria, cuando está a las puertas de la muerte encuentra a Dios, le necesita y deja su vida en sus manos (las de Dios)
Esta son las cosas que más me han dado de que pensar.
Me parece un libro fabuloso y recomendable para todo el mundo.

Imagen de blanca

Mediante la simbiosis de la alegría por haber encontrado a un viejo profesor amigo, la pena por la enfermedad de un ser querido y la paz ante la muerte; este libro nos presenta la figura de un hombre que decide aprovechar sus últimos dias en ayudar a su alumno a encontrar un sentido de la vida, estas clases, practicas consiguen que Mitch, el alumno, junto con el lector se plantee cuestiones importantes en la vida de una persona, pero con la ventaja que la conclusión es personal, el libro ofrece unas directrices, pero es el lector el que debe llegar a la idea final él solo, el que debe descubrir si tiene amigos, si convive o simplemente coexiste con los demás, si vive para trabajar o trabaja para vivir, si su vida tiene sentido o si la muerte da miedo porque no estamos conformes con lo hecho y tenemos miedo de lo que viene despues.
La idea de Dios, la importancia del perdón, la necesidad de la familia y seres queridos, y la lucha para no centrarse debido al dolor en el propio yo, son algunos temas que cada martes el profesor Morrie y su único alumno Mitch tratan junto con el lector en esta entrañable historia que simplemente trata sobre las cosas importantes de la vida.

Imagen de Belén Cal

Esta es una de esas magníficas obras que nos muestran las grandes paradojas de la vida.
El protagonista, Morrie, un viejo catedrático de la Universidad de Massachussets, nos da una explicación sencilla, alegre, llena de esperanza y a la vez, muy profunda, de lo que es la vida, en el lecho de su muerte.
El libro es la última asignatura que da en su vida, pero no la imparte en la Universidad, subido a una tarima, la da en su casa, en un sofá, mal tumbado... esa asignatura es una lección sobre la VIDA. El "coautor" del libro es Mitch, un antiguo alumno de la Universidad, muy amigo del viejo profesor. Pero no pretendía con esta asignatura tener un solo alumno aventajado, no habría querido que solo aprobara un solo alumno teniendo en cuenta la importancia de esta asignatura,... siempre quiso que tú y yo, como el resto de la Humanidad se enterase de lo que es la vida, y que es la muerte, para saber aprovechar al máximo y bien todos los momentos magníficos de esta vida. Ahora, de nosotros depende la calificación final...La asignatura ya se ha dado...
Nos habla de la familia, de la amistad, de la alegría, del trabajo, la caridad, el saber perdonar, la intimidad,... pero sobre todo, del Amor. Nos habla de este como lo más importante de la vida, lo fundamental, a lo que el hombre debe aspirar. Ahí se ve el valor de nuestra vida, que cuanto más se entrega a los demás, más se enriquece. Cuanto más amamos al prójimo, mejor persona nos hacemos.
Con esto, me parece también interesante la idea que también da de fondo el libro y es, la importancia de los maestros para con sus alumnos. ¡Cómo podemos influir con el ejemplo, la alegría y el buen hacer a nuestros alumnos!. Hay que dar a los demás razones con peso para vivir una vida digna y con esperanzas a la hora de la muerte, porque, es inevitable, y hay que estar preparados para saber llevarla con alegría, y, por qué no, con buen humor...
Por último y quizás lo más importante que pretende reflejar el libro es que, el final, todos nos podemos encontrar con Dios. Él está ahí, y nosotros, por muy ateos que seamos, en el momento de la muerte, nos podemos encontrar con Él, o es Él el que procura un encuentro "casual" para empezar una nueva vida feliz. A demás, es el fundamento de la esperanza en una enfermedad incurable, si la sobrellevamos con paz, ahí estará Él para echarnos un cable...
En resumen, el libro es una nueva llamada a la esperanza a la humanidad entera, pretende abrir una nueva mirada al sentido de la enfermedad y de la muerte, llama a gritos para comenzar una vida alejada del consumismo y la ignorancia, y dedicarla por completo a los demás. Como dice en una ocasión, si la cultura está en contra de nosotros, hagamos entonces nuestra propia cultura. Es un reto, pero lo podemos conseguir.

Imagen de rocio meca

El autor nos invita, por medio de la figura del alumno, a reflexionar sobre temas que en la vida ordinaria no nos detenemos a considerar: la importancia del amor, de la familia, de conocerse, de entender la vida como un servicio sea cual sea nuestra circunstancia. Por otro lado la profundidad con que los temas son abordados tal vez resulta escasa, porque de todos y cada uno de los asuntos expuestos caben reflexiones más profundas. Por el contrario sí que aparece un componente que es el hilo conductor de esta sencilla novela: el sentido de la vida. Si tienes interés en leer libros en los que encuentres una respuesta a todo lo que este libro puede suscitar, hay algunos que te recomiendo: el hombre en busca de sentido (Victor Frankl), ante el vacío existencial (también de Frankl), etc.

Imagen de nacho lore

Desde muy pequeños la sociedad nos ha inculcado unos valores que no son los adecuados, y como dice Jack en este libro "si no estoy conforme con la cultura actual, me creo mi propia cultura". Lo más sorprendente no es la acción de decir eso sino de llevarlo a cabo, de crearnos nuestra propia cultura, y esto es lo que consigue Jack en estas 215 pgs. del libro. Hay que aprender a vivir bien la vida, cada día, cada segundo, a ser feliz aun en la enfermedad.El libro nos enseña a dar valor y realidad a lo que de verdad importa: "El AMOR". ¿No has hecho la prueba de pensar que hoy es el último día de tu vida? ¿ Y si lo fuera? ¿Qué harías?.

Imagen de Ana GQ

"Martes con mi viejo profesor", un libro extraordinario en el que se relata la experiencia vivida por un chico que, una vez acabada la carrera y con bastantes años de experiencia laboral, descubre que su más querido profesor de la Universidad tiene una enfermedad moral (ELA) que en poco tiempo le llevara a la muerte.
Es aquí cuando Mitch empieza a visitar todos los martes a su amigo, que cada día le va dando pequeñas clases sobre la vida, la muerte y el amor. Gracias a estas lecciones el libro invita al lector a ir reflexionando sobre todos y cada uno de los puntos que trata el profesor. Temas tan importantes como la familia, el matrimonio, el perdón, el dinero, la vejez, el temor a la muerte... temas con la suficiente relevancia como para que nos sentemos a pensarlos, y poder cambiar, en el que caso de que sea necesario, nuestra actitud con la que nos enfrentamos en el día a día a ellos. Como en la vida diaria poco tiempo tenemos para pensarlos (o al menos eso creemos) este libro es pues una oportunidad a que los meditemos.
Uno de los temas que trata el autor es la muerte, una cosa tan natural como la vida misma pero que, sin embargo, a todos nos asusta. En el libro se ve un claro ejemplo de un hombre que supo afrontar la muerte sin que ésta le supusiera ningún trauma. Un hombre que aprendió a vivir aprendiendo a morir. Un hombre que supo morir en paz. Él sabía que moriría pronto, pero ésto no le llevó a una depresión si no a vivir dando todo lo que tenía a los demás.
Todos sabemos que vamos a morir pero, ¿vivimos creyendo que la muerte puede visitarnos en cualquier momento? yo pienso que no, si así fuera viviríamos de una forma mucho más desprendida, dándonos más a los demás, sin darle tanta importancia a las cosas materiales.
Morrie, el profesor, que durante toda su vida había sido ateo al final de sus días reconoce la existencia de Dios. Quizá, a muchos de nosotros lo que nos falta es, igual que a Morrie al principio, fe en Dios, darnos cuenta que existe una vida después de la muerte y que esta vida no es más que un camino hacia la vida eterna.
Para concluir me gustaría animarte a que leas este libro, de fácil lectura y con una gran lección de fondo. A mí me ha gustado mucho.

Imagen de Marta

Morrie Schwartz es un profesor "ateo" de la Universidad de Brandeis en la ciudad de Waltham, Masschusetts, a quien diagnostican una enfermedad degenerativa que termina con la muerte.
Mitch Albom es el autor del libro y un antiguo alumno de Morrie. Mitch visita a su profesor con frecuencia y hablan sobre temas tan trascendentes como la vida, la muerte, el amor, el mundo, la lastima, el perdón, las emociones, la vejez, el dinero, el matrimonio, cultura, pero, lo más increíble de todo es que Morrie reconoce, en sus últimos días, la existencia de Dios.
"Martes con viejo profesor" es un libro hecho para todos que urge ser leído por nuestro propio bien ya que contiene la sabiduría de un MAESTRO de vida, amor y muerte. Es un libro que responde a las preguntas que todo hombre se hace en su vida; además ayuda al lector a pensar reflexionando en su sociedad, cultura...
A veces los hombres estamos tan ocupados en asuntos que nos permiten seguir adelante y puede que olvidemos, que aprendiendo a morir aprenderemos a vivir.

Imagen de Debel

Me ha gustado mucho este libro ya que, a través de la enfermedad de Morrie, he podido aprender muchas cosas sobre el sentido que tiene una enfermedad tan dura como es la ELA, y de como se puede llegar a querer seguir viviendo aún a pesar de los dolores y los interminables ataques de tos que en este caso le daban a Morrie con bastante frecuencia.
Por parte de Mitch (alumno que durante 14 martes va a ver a su profesor ) hay que destacar muchas cosas como son el acudir, uno tras otro, todos los martes, sin fallar ni uno solo, la disponibilidad que tiene para cualquier cosa que su profesor necesite, el optimismo que tiene aunque sabe que su profesor va a morir, etc
Me ha gustado mucho la conversación que tienen el duodécimo martes sobre el perdón, ya que me ha hecho ver la importancia de saber perdonar, aunque te lo hagan pasar muy mal, pero sobre todo me ha gustado este libro por el cariño que se tienen tanto Morrie a Mitch, como Mitch a Morrie. Se lo recomiendo a todo el mundo es una lección de todo (vida, amor, muerte).