Reyes de Alejandría

En un hotel de París, entre el teatro del Odeón y el bulevar Saint-Germain, un hombre recuerda su juventud, en un hipnótico relato que nos habla de una época que fue y de la que apenas queda rastro. ¿Sus escenarios?: Palma -la ciudad mediterránea- y Barcelona -la ciudad mestiza, que todo lo fue- a mediados de los años setenta, cuando el viejo orden se estaba desmoronando y el nuevo no existía aún.

En ese hueco sin historia y a la vez profundamente enraizado en la del siglo XX -la herencia de todas las guerras y las ideas- se contempla, como en un diorama, la educación sentimental del narrador y un tiempo irrepetible, convertido en galería de sombras que deambulan como en la atmósfera de un sueño.

Música, literatura, hippismo, algaradas callejeras, el desorden de la juventud, el esplendor del erotismo y el amor, son el tapiz donde el protagonista rescata aquel tiempo en búsqueda de su lugar en él. Al fondo, como si fuera otra música, la relación con la ciudad y su mirada literaria, asunto en el que su autor, José Carlos Llop, ha sido comparado por la crítica francesa con Durrell y Pamuk.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
177
978-84-204-1366
Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

2
2

Comentarios

Imagen de cattus

José Carlos Llop escribe bien, aquí nos ofrece un buen alarde de detalles sobre los años posteriores al mayo del 68 y sus manifestaciones en Palma de Mallorca y en Barcelona -con las referencias inevitables a París-, coincidentes con el final del franquismo. El ambiente, las referencias constantes a la música y a la literatura están bien expresados, quizá con cierta nostalgia y con cierta sublimación de una generación burguesa que, como él mismo dice, "quiso cambiar el mundo y acabó refugiada en el solipsismo". Pero la historia del protagonista es una cadena de alcohol, hipismo, promiscuidad, que deja un enorme vacío... Y el final de muchos de los "gurús" de aquella protesta, como Althusser, Barthes, Deleuze, Foucault, entre otros, terriblemente trágico y en algunos casos penoso y nada ejemplar.   

Imagen de aita

novela sobre la transición en Palma y Barcelona. Leer artículo...