Roma dulce hogar

Un matrimonio norteamericano ofrece el testimonio cálido, sincero y realista de su conversión al catolicismo. Es una peregrinación espiritual que transforma toda su vida; un camino de búsqueda de la verdad y aceptación de la voluntad divina, que culmina en la inmensa alegría de la vuelta a casa: a la Iglesia católica.

 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2001
198
978-84-321-3322
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.833332
Average: 3.8 (18 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

18 valoraciones

Comentarios

Imagen de martisatru

Realmente me pareció un libro fascinante, es admirable como S.H se entrega con tanta avidez a la búsqueda de la verdad, además con un rigor intelectual increíble. Para mí el mensaje es claro: los católicos tenemos un inagotable tesoro en nuestra Fe. Un tesoro que esta ahí y ha sido ya revelado por Dios desde hace siglos, que solo tenemos que dejar un poco o MUCHO a un lado tanta pereza (me incluyo) y conocer, apreciar y trasmitirlo y construir de su mano nuestra propia historia de salvación y la de muchos otros. Martha

Imagen de jmr

Scott Hahn, de familia presbiteriana no practicante, conoce a Cristo por mediación de un programa de ayuda a jóvenes en dificultades. Kimberly, su futura esposa, educada en un hogar profundamente religioso, también de confesión presbiteriana o reformada, pasa de una práctica externa y superficial a una vivencia profunda de su relación con el Señor. Ambos hablan con respeto, y satisfacción, de estas primeras experiencias.

A medida que Scott va estudiando la Biblia e introduciéndose en el mundo evangélico fundamentalista se hace más tenazmente anticatólico. Considera a los católicos como unos ignorantes idólatras a los que convertir a lo que él consideraba por aquel entonces la verdad del Evangelio.

Scott contrasta cuanto oye y cuanto ve con la Biblia tal como él la entiende. Su primer choque surge cuando varios amigos suyos acceden a ser rebautizados. Él no encuentra ningún fundamento bíblico al bautismo de adultos ya previamente bautizados en su infancia, sino todo lo contrario. Se va forjando en él la doctrina del convenio—por oposición al contrato—como forma básica de relación entre Dios y su pueblo. Las implicaciones de esta idea, más un exhaustivo estudio de las Escrituras, determinarán su futura evolución. Kimberly deseosa de robustecer su fe participa, por sugerencia de Scott, en el programa Young Life a través del cual no sólo Scott había conocido a Cristo sino también su propio padre, pastor presbiteriano.

Scott y Kimberly se casan y van al seminario. Scott quiere servir al Señor como pastor y Kimberly colaborar con él en las tareas propias de la congregación en la que sirva.

El compromiso de Kimberly con los grupos pro-vida le lleva a estudiar el tema de los anticonceptivos, condenados unánimemente por todas las iglesias protestantes hasta 1930. Scott se interesa por las investigaciones de Kimberly y las publicaciones sobre el tema serán el medio por el que llegan ambos a leer por primera vez a autores católicos, en alguno de los cuales reconoce Scott, para sorpresa suya, su tema de estudio fundamental: el convenio. El matrimonio es un convenio, una donación mutua del propio ser, y no un contrato, al igual que la relación entre Cristo y la Iglesia es un convenio y no un contrato.

Scott empieza a conocer la teología católica y a compararla con las Escrituras. Poco a poco va encontrando incongruencias en las doctrinas de la Reforma Protestante: y van cayendo una tras otra. Comprende que el principio de SOLA FIDE no tiene fundamento bíblico. Lo que se afirma en la Biblia no es que la salvación sea por la sola fe, sino que la salvación es por gracia que actúa a través de una fe que se manifiesta en el amor. Deciden dejar de utilizar anticonceptivos, por considerarlo antibíblico, y una restricción al amor creador y trinitario de Dios, y Éste les bendice con el primer hijo.

Siendo ya Scott pastor protestante descubre la importancia de la eucaristía en la iglesia neotestamentaria y va tomando conciencia del significado de la liturgia. Descubre la iglesia primitiva y la patrística para a continuación enfrentarse al otro gran pilar de la Reforma Protestante: el principio de SOLA SCRIPTURA. Gracias a una conversación con sus alumnos descubre que la Biblia en ningún lugar afirma que todas las doctrinas cristianas necesarias para la salvación estén contenidas explícitamente en las Escrituras. Identifica pasajes neotestamentarios en los que se recalca la importancia de la tradición oral y de la autoridad de la Iglesia. El propio canon del Nuevo Testamento es elaborado por la iglesia católica muy a finales del siglo IV.

Caída la otra gran columna de la Reforma, Scott comprende, para horror y sorpresa suya, que se va acercando a Roma, pero su amor a la verdad es tan grande que va venciendo, con la ayuda divina, sus miedos y sus prejuicios.

Kimberly, que no comparte inicialmente esa misma inquietud que su marido, tardará cinco años más en dar ese paso. Los capítulos finales son el relato de cómo Kimberly pasa del rechazo de algunas doctrinas católicas, aunque no del catolicismo en su conjunto, a abrazarlas. Es la aventura espiritual, profundamente humana, enriquecida por el análisis de doctrinas y sus fundamentos bíblicos, de una pareja que se reencuentra finalmente en la Iglesia Católica. Hoy Scott Hahn, profesor de teología de la Universidad Franciscana de Steubenville, realiza una intensa labor como apologista explicando los fundamentos bíblicos de la Iglesia Católica al numeroso público protestante norteamericano y está vinculado a la prestigiosa organización apologética Catholic Answers (http://www.catholic.com)

Imagen de enc

Con tantas reseñas ya está todo dicho, pero ¿sabeis una de las imágenes que se me ha quedado más grabada del libro? Scott y sus amigos presbiterianos reunidos en un bar, tomando una cerveza y discutiendo de Teología. Podríamos sacar muchas conclusiones, por ejemplo que la cerveza no es incompatible con la Teología; un poco más en serio, que el conocimiento religioso y teológico no es algo aburrido sino que, al contrario, llena la mente, el corazón y el alma de alegría. También para aquellos que temen que nos dejen recluidos en las sacristías o en las catacumbas sugerir que siempre nos quedarán las cervecerías. Entendedme, no trato de burlarme, pero pienso que la fe tiene mucho que celebrar. Después Scott tambien tuvo que vivir su particular Via Crucis, cuando aquellos que compartían con él la cerveza cortaron todos los lazos porque se había hecho católico. Al final la fe, incluso la que se celebra en una cervecería, si es verdadera termina en la Cruz. También me impresiona cuando Scott compra de ocasión una biblioteca de libros de Teología y se la lee entera, leyendo durante años todas las noches. Seguro que tenemos algo que aprender de su sed intelectual, de sus ansias de búsqueda y de su coherencia.

Imagen de juliana

Me ha parecido una historia "impresionante" que me gustaría que llegase a mucha gente.
Los dos autores son dos personas con un conocimiento de la Biblia "envidiable", con una inquietud religiosa "mucho más envidiable" y con una serie de cualidades que van demostrando según cuentan su historia para imitar.

Imagen de bengue

Me pareció un libro guapísimo. Sobre todo lo que más me llamó la atención es la lucha que tienen por buscar la verdad, esto te deja flipao. Es un libro que me ha marcado muchísimo.

Imagen de pilardel a

El libro Roma Dulce Hogar, está escrito por Scott y Kimberly Hahn. Una pareja que nos cuenta su existencia basada en el enfoque de la vida desde el punto de vista de la religión presbiteriana y como, precisamente la búsqueda y el estudio les lleva a encontrar el verdadero sentido de ésta en la religión católica. Lo que más me ha llamado la atención del libro es la perseverancia de Scott hacia la búsqueda de la verdad a pesar del rechazo de todos sus amigos, no dejándose influenciar por el "qué dirán" ni por las presiones sociales.

Imagen de c duran

Este libro trata de una pareja Kimberly y Scott, que eran presbiterianos, y estaban en contre de la religión católica. Trabajan en muchas actividades y proyectos juntos. Hasta que poco a poco sus vidas se van distanciando cada vez más, porque Scott se va dando cuenta que el catolicismo es algo vital en su vida y mediante muchos esfuerzos, muchas charlas con personas importantes y lecturas; Se termina convirtiendo al Catolicismo.
Mientras Kimberly cada día se encuentra más sola, pero aceptando que tanto su marido como sus hijos sean católicos, hasta que finalmente se engancha también en este nuevo mundo.
Acaba al final, que después de muchas críticas y dificultades se convierten al catolicismo y llegan así a una familia mucho más feliz de la que era antes. Además de permanecer todos unidos comparten todos las mismas creencias.
La opinión de este libro es muy buena, me ha parecido además de muy entretenido, muy original también, la manera tan sencilla que nos cuenta la historia y de fácil comprensión.
Nos enseña lo que es la fe y su gran importancia y ante todo que cada uno debe tener sus ideas y aunque sean contrarias a las de los demás, debe seguirlas hasta el fin.
Y me parece increíble como se puede convertir una persona al catolicismo, después de haber vivido y tenido una vida con diferentes ideas.
Yo este libro se lo recomendaría a todo el mundo, para cualquier edad, para entender bien lo que es la fe.

Imagen de patricia c

Lo primero es decir que recomiendo su lectura. Me ha parecido una gran historia de amor y entrega a Dios. Por estas disposiciones que presenta Scott y por sus grandes estudios sobre la Biblia, Scott solo encuentras respuestas satisfactorias a sus inquietudes espirituales en los escritos católicos. Kimberly su mujer no daba crédito a lo que estaba pasando, pero mas tarde se dio cuenta de que su marido solo seguía el verdadero camino hacia Dios, lo que ellos mas querían, aunque esta decisión les costo la perdida de amigos y familiares.
Este libro es de gran ayuda para la gente sin fe en Dios porque da unos argumentos muy sólidos sobre lo que es la fe católica, y a la gente que práctica le abre un poco mas los ojos sobre el amor a Dios y nuestras disposiciones hacia el

Imagen de g candela

Lo que más me ha llamado la atención es la postura firme de Scoot para conseguir sus fines, convertirse al catolicismo; incluso llega a perder a sus seres queridos y amigos, ya que éstos dejaron de hablarle tan solo por tener distintas formas de pensar; pero con esto nos deja claro que la fe de Scoot es superior a todo lo demás.
Yo aconsejo que todas las personas que puedan, lean éste libro, que con tan sólo 198 páginas ayuda a resolver muchas dudas y a vivir en la verdadera fe.

Imagen de elena gr

Este libro me ha parecido muy interesante, ya que me ha aportado una perspectiva diferente de ver las religiones. El relato esta contado por sus protagonistas, Scott y Kimberly Hahn, y cuentan el camino que les ha llevado a la religión católica y abandonar las creencias presbiterianas, y separarse así, de sus familiares y amigos, ya que estos, tras su conversión, les dieron la espalda, sobre todo estos últimos. Aunque hubo algunos que también se convirtieron al intentar refutar la teoría de Scott, ya que vieron que él tenia razón y que les era imposible poder rebatirla. Esto quiere decir que la religión católica es la verdadera, y al final Dios les llevo por el camino verdadero. He podido observar también, que tras la conversión de los protagonistas los conocimientos que tienen ellos sobre la sagrada escritura, es muy grande, esto es gracias a su antigua religión que se basaba en el estudio de la Biblia.