Ruedas

El automóvil es el auténtico protagonista de «Ruedas». Los personajes de este best-seller de1971 están todos relacionados con la industria del automóvil de Detroit. Directivos, Jefes de planta,trabajadores de la cadena de producción, diseñadores, fabricantes de piezas y repuestos,sindicalistas, concesionarios de venta... Todos ellos desempeñan su papel en una historia cuyo hiloconductor es el lanzamiento de un nuevo modelo de coche.Arthur Hailey se documentaba durante años antes de empezar a escribir la primera línea de suslibros. Eso los hace amenos y creíbles. «Ruedas» no es una excepción. En su momento fué un éxitode ventas, e incluso fué adaptada como serie de TV en 1978, protagonizada por Rock Hudson y LeeRemick

Una novela sobre Detroit, capital americana del automovil.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1973
424
84-226-0408-6
Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Hubo una época y determinados autores especializados en documentarse exhaustivamente sobre un ambiente y con esta información escribir una novela. Arthur Hailey es uno de ellos. "Ruedas" es una novela sobre la ciudad de Detroit (USA), el mundo del automovil y el lanzamiento de un modelo al que el autor denomina Orion.

Al avanzar por la novela el lector detecta como el autor ha pasado por las unidades de diseño, producción, por la cadena de montaje de los vehículos, por el circuito de pruebas y que ha asistido al lanzamiento del modelo ante los concesionarios y periodistas. Hailey se interesa por la vida estresante de los directivos, carentes de vida propia más allá de su trabajo; de sus esposas, a las que el autor denomina "esposas de la compañía"; pero sobre todo de esa chusma rebelde que atiende las cadenas de montaje y su trabajo deshumanizador.

En la novela, las cadenas de montaje están servidas sobre todo por gente de color, a las que la empresa quiere dar una oportunidad de trabajo a pesar de los posibles antecedentes policiales y la falta de estudios. La cadena de montaje no puede parar nunca y los trabajadores se mueven en medio de un ruído ensordecedor y dificultades constantes, voluntarias o involuntarias. Los trabajadores reaccionan bruscamente por cualquier motivo a causa de lo que los sociólogos denominan "reacción contra una monotonía antinatural" (pág.30).

En las fábricas existe una vida subterránea que se ocupa de las apuestas ilegales o la venta de marihuana, y la dirige una denominada mafia negra, que impone su ley entre la gente de color. La cuestión racial es importante en la novela. El autor refleja la humillación permanente y la rabia que experimenta la gente de color a causa de los desprecios y la falta de oportunidades a la que se enfrenta. Los barrios en los que viven los directivos blancos de la industria y los barrios bajos en los que malvive la gente de color están estrictamente separados.

La ética de Detroit se resume en pocas palabras: producción, ventas, ganancias y exprimir a los empleados hasta la última gota. El lector se pregunta ¿es necesario que sea así? Hailey plantea cuestiones de tipo social como el urbanismo, la desigualdad de oportunidades por motivos raciales o la contaminación producida por los combustibles fósiles; pone sobre la mesa la necesidad de vehículos movidos por electricidad.

El hilo argumental de la novela es muy pobre; sólo se salva uno de los personajes: Rollie Knight. Rollie es un joven negro, con antecedentes policiales, al que un programa para la integración de la gente de color lleva a la cadena de montaje, pero que parece incapaz de llevar una vida normal sin meterse en dificultades. En resumen, una novela de entretenimiento, sin más.