Sostiene Pereira

El señor Pereira dirige la nueva página cultural del "Lisboa", un periódico vespertino de la capital. Para cubrir las futuras necrológicas de escritores famosos con la suficiente antelación, contrata a un joven doctorado en filosofía con una tesina sobre la muerte. Sin embargo, la irrupción de este joven temerario en su soledad y su distanciamiento de la realidad política, irá transformando a este hombre en un extraño ante sí mismo, tal y como sostiene en su declaración

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1997
182
2000
0

Edición barata 6.50 €

1995
182

Título original: Sostiene Pereira. Una testimonianza.

2013
192
978-84-339-6128
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.777776
Average: 3.8 (9 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

9 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

Pereira es un hombre bueno, entrañable, que lucha a brazo partido con el colesterol y que quiere con una pasión cotidiana a su mujer, con la que habla a través de su retrato. Pero Pereira es un periodista desinformado, que pregunta al camarero del bar que frecuenta los rumores de noticias del exterior, porque la censura no permite otra cosa. Quizá por eso Pereira tiene una idea de la guerra civil española , y particularmente de la situación de la Iglesia en España en esos años, más que criticable. Quizá por eso Pereira plantea el tema en unos términos demasiado maniqueos, sosteniendo que hay unos “fascistas” muy zafios y muy malos y unos revolucionarios muy puros, encantadores y buenos. Esta es ,quizá ,otra buena razón para que Tabucchi haya buscado esa intermediación del personaje que “sostiene”. Al bueno de Pereira se le pueden perdonar esos errores, a Tabucchi es posible que no, o al menos habría que discutírselos.

En cualquier caso, Tabucchi ha sabido hacer una novela llena de interés y contenido, una especie de fábula moral en la que, gracias al valor estimulante de la letra impresa, de la literatura, un buen hombre llega a transcender, enfrentándose con sus contradicciones y eligiendo el camino de una comprometida conversión.

(de Ángel García Prieto )

Imagen de enc

Quizá el mayor mérito de Tabucchi sea la sencillez de su prosa. Su escritura es absolutamente lineal, lo cual hace fácil la lectura. Relato ambientado en Lisboa, el personaje del periodista Pereira más que sencillo es inocente. Percibimos sus limitaciones, sus pequeños gustos; sus frustraciones y nostalgias no superadas. La impotencia para dirigir el suplemento cultural del diario Lisboa. En 1938, en plena represión de la dictadura salazarista, se dedica a traducir a escritores franceses del XIX. Finalmente un hecho inesperado, en el que se ve involucrado por pura inocencia, le obligará a tomar una decisión valerosa que tiene muy poco que ver con su trayectoria anterior. Basada en un hecho real.