Tierra y cenizas

La obra es una novela corta que relata la triste situación del anciano Datsguir y su nietecito, únicos supervivientes de una matanza de la guerra afgana en su aldea. Los dos acuden en la búsqueda de su hijo y padre, que está trabajando en una mina de carbón estatal, alejado de los suyos, y desconoce el trágico final de la mayor parte de la familia.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2001
97

Título original:Jakesrtar-o-jak. Traducido por Masoud Sabouri.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

La tensión psicológica y la pena por la pérdida de los seres queridos, las conjeturas y temores del anciano se entrelazan con los cuidados y atenciones que le exige el niño, en una especie de salmodia de lamentos en el insolente paisaje del desierto afgano. Otros pocos personajes, solidarios y también maltratados por los horrores de la guerra, componen el coro de un drama que adquiere un tono casi épico. A través de un narrador que pone en segunda persona al protagonista, el autor implica al lector de una manera poco habitual, que quizá consigue crear un clima aún más angustioso en este relato tan tenso y triste como rico en detalles humanos.

Hay pocas narraciones en español que acerquen a la realidad tan lejana de Afganistán. Se puede recordar una interesante y entretenida novela de James A. Michener, titulada Caravanas - publicada hace más de veinte años por Ed. Plaza&Janés. Aquella se desarrollaba en una época anterior a los conflictos que acabaron por desembocar en la invasión soviética, ésta es mucho más dura, áspera y seca; la tierra y cenizas del título la identifican bien y quizá sean a la vez una buena representación de la dura situación que allí se ha vivido en la guerra y se continúa bajo el régimen talibán.