Trilogía de Auschwitz

«Tuve la suerte de no ser deportado a Auschwitz hasta 1944, y después de que el gobierno alemán hubiera decidido, a causa de la escasez creciente de mano de obra, prolongar la vida media de los prisioneros que iba a eliminar». Así comienza Si esto es un hombre, libro que inaugura la trilogía que Primo Levi dedicó a los campos de exterminio. Crónica del horror cotidiano, el libro describe en el lenguaje mesurado y sobrio del testigo la espera de la nada, la privación cotidiana, el olvido de la condición humana de los prisioneros. Completan la Trilogía de Auschwitz dos obras posteriores: La tregua (1963), relato picaresco de las tribulaciones de un grupo de italianos, liberados de los campos nazis, que recorren durante meses los caminos de Europa central en compañía del Ejército Rojo, y Los hundidos y los salvados (1986), un ensayo en el que Primo Levi trata de comprender, a partir del ejemplo de los campos nazis, las condiciones y circunstancias que permiten la degradación del ser humano.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2005
656
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de fcrosas

Recomendabilísima en sus tres partes: el testimonio autobiográfico de su estancia en el Lager; su largo y "divertido" retorno a la vida normal; y el ensayo final sobre la culpa. Sorprende la ponderación de Levi, fruto de un ejercicio muy meritorio de autodisciplina. A pesar de su benevolencia con el exterminio de los Gulag soviéticos (que él, ciertamente, no ha experimentado) en las reflexiones tras la primera parte, y de los límites que suponen en sus valoraciones el hecho de no tener fe, el conjunto de la trilogía es un antídoto de subidísimos quilates contra la barbarie, contra la violencia, contra el fanatismo, contra la guerra.