Último recurso

Después de tres años de retiro, Harry Bosch está de vuelta en la unidad de Casos Abiertos del Departamento de Policía de Los Ángeles. Trabajando de nuevo con su antigua compañera Kiz Rider, intentará cerrar algunos casos no resueltos.
Rebecca Verloren, una joven mestiza, fue brutalmente asesinada diecisiete años atrás. Las nuevas tecnologías han permitido extraer el ADN de una muestra de sangre hallada en el revólver Colt 45 utilizado para cometer el crimen. La sangre corresponde a Mackey, un hombre que forma parte de un grupo de supremacistas blancos, lo cual hace sospechar a Bosch y a Rider que el móvil del crimen ha sido racial. Juntos comenzarán la investigación para resolver un asesinato que había dejado a los padres de la víctima frustrados y al culpable impune.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2007
428
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de cdl

Harry Bosch vuelve al Departamento de Policía de Los Ángeles para unirse a la unidad llamada Casos Abiertos, creada para analizar casos antiguos no resueltos con ayuda de las nuevas tecnologías. Junto con Kiz Rider, que ya había colaborado con él en otras ocasiones, investiga el asesinato en 1988 de una joven mestiza, al parecer por motivos racistas. El punto de partida es el tejido cutáneo y la sangre que se hallaron dentro del arma -ya que al apretar el gatillo acercando demasiado la mano al percutor el asesino recibió un fuerte pellizco entre el pulgar y el índicey realizar las debidas pruebas de ADN, en aquel entonces inexistentes.
El texto relata las pacientes indagaciones del protagonista y su compañera, y los sistemas ideados por aquél para lograr que salgan a la luz detalles poco claros y forzar a las personas relacionadas con el crimen a revelar su verdadera posición con respecto a él y sus posibles móviles. Y lo hace de modo directo y realista, sin descripciones ambientales ni de tipo psicológico, atento sólo al desarrollo lógico de la trama. La acción avanza a buen ritmo, pero nunca precipitado, los personajes cumplen adecuadamente su papel y el conjunto transmite impresión de verosimilitud. El protagonista está caracterizado como un profesional honesto, permisivo en cuanto a su vida privada y rudo en algunos aspectos. Pero no hay en la obra escenas de violencia; sí, en cambio, episodios y observaciones de carácter sentimental, además de un rechazo explícito de las actitudes racistas y pronazis.

© Reseñas bibliográficas Fundación Troa